inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Un antídoto contra la Rebajítis

rebajasEn España hoy empiezan las rebajas. Después del frenesí de las compras navideñas, ahora viene la locura de las rebajas, como si hubiera alguna ley natural que te obliga a hacer cola para comprar cosas que hace una semana ni te planteabas.

La leyenda del nunca jamás

El problema no son las rebajas. De hecho, esta época puede ser bastante útil para buscar objetos que has ido acumulando en tu lista de los 30 días. El problema reside en la tentación de las compras por impulso. Durante las rebajas se genera la falsa impresión de que esta oferta no volverá nunca más. Si no compras hoy, te lo perderás para siempre. Para evitar este dolor de una pérdida imaginaria, acabas comprando. Así llegó el quinto par de zapatos negros a tu estantería, al igual que esta prenda naranja que nunca te pones.

La realidad es un poco menos glamurosa que la publicidad de los grandes almacenes. La moda se repite, las cosas útiles no suelen desaparecer de las estanterías después de las rebajas y los productos de calidad volverán a aparecer en los escaparates. No hay ninguna ley ni razón para comprar algo que no utilizarás en los próximos seis meses.

La libertad de la lista de compras

La alternativa es venir preparada. Si tienes una lista de los 30 días, ahora es el momento de revisarla. Si para el Proyecto 333 te falta una prenda básica, ahora puedes decidir qué buscas. Y si hay algún cumpleaños importante en los próximos meses, ahora puedes decidir qué tipo de regalo querrás hacer (o si prefieres regalar tiempo). Prepárate en casa, lejos de las tentaciones y llévate la lista de compra a las tiendas. No vaya ser que a medio camino te inventas cosas que no estaban en la lista. (Todos lo hemos hecho en algún momento para justificar alguna compra).

Y si todavía te desconfias: deja la tarjeta bancaria en casa y visita la tienda del museo de escaparates con el dinero en efectivo.

Menos opciones, más decisiones

Parece una paradoja: es más fácil tomar una decisión entre dos opciones que entre 152. Si tienes que elegir entre dos vaqueros, ya sabes cuál te llevarás. Si te toca probar seis prendas muy parecidas ya es más difícil. Y si te ofrecen 20 modelos, es muy probable que siempre te quedarás con la sensación de que quizás había alguna prenda ahí fuera que te quedaría mejor.

Las rebajas son un momento típico de esta abundancia abrumadora que genera más estrés que felicidad. Hoy las reglas las tendrás que poner tu: con una lista de los 30 días, llevando el dinero al contado, decidirte basándote en la regla de “entra uno – sale uno” o  realizar un ayuno de compras. Al decidirte por uno de estos experimentos verás la presión bajar. Puedes pasar de largo de las tiendas o concentrarte en encontrar exactamente lo que necesitas, sin la presión de las oportunidades imaginarias por parte de la publicidad.

¿Irás de rebajas?


Si decides ir de rebajas, te interesará la guia de las rebajas minimalistas.

2 respuestas a Un antídoto contra la Rebajítis

  1. Hola Valentina,
    te he descubierto hacer pocas semanas, y la vedad, me gusta mucho tu web, creo que plasmas la esencia de como salir de los agobios de nuestra manera de vivir en los tiempos que corren.
    Estoy de acuerdo totalmente contigo sobre las rebajas y muy buenos trucos para no sucumbir a ellas y llenar nuestra casa de más cosas que no necesitamos.
    Un abrazo

    • Bienvenida al blog MariCarmen! Me alegro que te esté gustando. Espero que juntas podemos inspirar a mucha más gente.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close