upper menu

¿Cómo tomar una decisión difícil?

dadosSabes que tienes que tomar una decisión difícil y te sientes paralizada. Ambas opciones tienen sus ventajas (o desventajas, si buscas el mal menor) y no sabes cual de estas dos ofertas de trabajo, estos dos destinos de viaje, estos dos pisos equivalentes, o estos dos modelos de ordenador… escoger. ¿Y si te equivocas?

La técnica del avestruz

La técnica del avestruz consiste en aplazar la decisión con la esperanza de que mañana por arte de magia sabrás qué hacer. La verdad es que tienes miedo a equivocarte, así que prefieres no tomar ninguna decisión. Quién sabe, y si la decisión se da por si sola, porque uno de los pisos ya se ha vendido, los vuelos están agotados o la empresa se decidió por otro candidato?

El análisis eterno

Si el paso del tiempo no toma la decisión por ti, tarde o temprano aparecerá una fecha límite que te obligará a tomar una decisión. El día anterior te lo pasas haciendo listas con ventajas e inconvenientes detallados. Revisas el tema con amigas, con tu pareja y con tus padres para tener en cuenta el más mínimo detalle de cada opción. Al mismo tiempo te críticas a ti misma por haber empezado con este análisis ahora, porque si tuvieras más tiempo, seguro que encontrarías a la solución perfecta.

Los costes de una decisión tardía

Así que estás sentada ante estas dos opciones y no tienes suficiente información para tomar una decisión. Has pasado dos semanas agonizando, dándole vueltas a los mismos detalles una y otra vez. El miedo de arrepentirte el resto de tu vida te ha paralizado y te ha impedido que pienses en otras cosas. Si la técnica avestruz además tuvo el resultado de que se te pasó alguna fecha límite, los costes de la no-decisión seguramente serán más altos que el arrepentimiento imaginario.

La solución: dados y monedas

Tira un dado: de 1-3 te irás con opción 1, de 4-6 con opción dos.
O tira una moneda: cara para la opción 1, cruz para la opción 2.

Si al ver el resultado estás decepcionado, sabes que en el fondo la otra opción te gusta más y te quedas con ella.

A lo mejor esta forma de tomar una decisión no suena muy sofisticada, pero es eficiente y te ahorrará muchos quebraderos de cabeza.

Al final del día no es tan importante cuál de las dos opciones escojas. Una vez que te hayas decidido, harás esta decisión tuya, y aprovecharás las oportunidades que te brinde. Si no existe ninguna razón objetiva, lógica para escoger opción 1 o opción 2, tampoco existe ninguna razón objetiva, lógica para que te sigas torturando.

Tira el dado, decídete y utiliza tu energía para sacar más provecho de la decisión resultante.
Truco para expertos: utiliza esta estrategia cuando te des cuenta de que empiezas a aplazar la decisión en vez de utilizarlo tan solo como solución de último minuto.


Imagen: topher76/flickr

, , ,

10 Responses to ¿Cómo tomar una decisión difícil?

  1. Daniel Grifol 22/07/2013 at 07:45 #

    Yo siempre que tomo una decisión me acuerdo de algo que vi o leí de Punset que decía que las decisiones son inconscientes y se toman siempre en los primeros segundos. El resto del tiempo que pasamos dándole vueltas y sopesando pros y contras normalmente son mecanismos para justificar la decisión que hemos tomado.

    [Reply]

    Diana Reply:

    totalmente cierto o para da rodeos cuando sabemos cual el la mejor decisión pero no da miedo llevarla a cabo

    [Reply]

    valedeoro Reply:

    Así que el reto está en descubrir cuál es la decisión que ya hemos tomado. En este caso lo de la moneda va genial. Si la moneda te da la otra solución, no te gustará… así ya sabes cuál es la que quieres.

    [Reply]

  2. pplaza 22/07/2013 at 19:41 #

    Buenas tardes Daniel, ¿y si no te acuerdas de la intuición que te vino en esos primeros instantes?
    Yo también comparto tu opinión pero como esperas y miras los pros y contras, etc… dejas pasar algo de tiempo, como yo que desde el viernes debo decidir, sé que tuve la intución y por estar haciendo la lista para dar la contestación mañana por la mañana, creo recordar aquellos instantes, pero, y si me equivoco?
    A veces pienso que también hay que priorizar, según cuál es tu prioridad en ese momento de tu vida actuar en consecuencia.
    Saludos,
    Patricia.

    [Reply]

    valedeoro Reply:

    Priorizar es clave, y de cierta forma lo haces todo el tiempo. Los dados sirven para aquellas decisiones que tienes que tomar (porque hay una fecha límite por ejemplo) y que te están quitando tiempo que podrías invertir en otras cosas, más (o igual de) importantes.

    [Reply]

  3. Luis José Sánchez 09/08/2013 at 09:23 #

    En mi opinión no hay que darle demasiada importancia a equivocarse en una decisión, a fin de cuentas cuando te equivocas aprendes una lección y la próxima vez eliges mejor en base a la experiencia. Equivocándote muchas veces aprendes mucho.
    Lo que no se puede hacer es quedarse paralizado, ¡hay que actuar!

    [Reply]

    valedeoro Reply:

    Leo Babauta propone llamar a las decisiones “experimentos” para dejar atrás esta impresión de que las decisiones sean definitivas. Y como bien dices, el resto son experiencias y aprendizajes.

    [Reply]

  4. Diana 19/08/2013 at 22:07 #

    Luis hay decisiones en las que si te equivocas esta en riesgo mucho por ejemplo un hogar.
    por una designación mal tomada se puede destruir todo en un instante, lo tardo años para construirse

    [Reply]

  5. alicia 28/10/2013 at 06:10 #

    Que bonito articulo, fue con el que mas me senti mas identificada de todos los que encontre.
    Gracias

    [Reply]

  6. Dany 26/01/2014 at 21:41 #

    En el fondo sabemos cual es la decisión correcta, da miedo tomarla y hay veces hay que reconsiderarla, pero lo mejor es tomar la que aunque sea la mas arriesgada sea la más correcta y honesta para todos.

    [Reply]

Leave a Reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes