inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Tengo demasiadas piedras para mi jarrón

demasiadas piedras para un solo jarrón

Todos sabemos de que primero hay que poner las piedras grandes en el jarrón, aquello que más valoras en tu vida. El problema es que tengo demasiadas piedras para mi jarrón y por mucho tetris que haga, no hay forma de que todo quepa dentro de las paredes rígidas de cristal transparente. La adición reciente de dos piedras enormes (lease: mis mellizos) complicó aún más la situación. ¿Cómo consigo meter todas las piedras en el jarrón?

¿A qué quieres renunciar hoy? ¿Tu familia o tu trabajo?

Los últimos meses me he dedicado a eliminar aquellas tareas que no eran imprescindibles y buscar soluciones para los que no requieren mi intervención directa. Nada mejor que el modo supervivencia como para encontrar soluciones y pasar a la acción. La limpieza está subcontratada, algunas publicaciones se han reducido / eliminado, ya no me exijo de responder a cada uno de los emails que entran en mi bandeja de entrada. Y aún así – el jarrón sigue estando muy pequeño. Necesito un jarrón nuevo, uno más grande. Como parece que no es posible, he tomar otro camino: voy sacando y metiendo piedras continuamente

No me caben todas las piedras a la vez – pero quizás consigo meterlos todo a ratos, alternando las prioridades. Porque algo lo tengo claro: por mucha optimización no quiero renunciar a darles pecho a mis hijos. No quiero renunciar a pasar tiempo de calidad con mi pareja. No quiero renunciar a cuidar de mi salud. No quiero renunciar a hacer crecer mi negocio. No quiero renunciar a probar cosas nuevas – pero no hace falta hacerlo todo a la vez.

Conciliación laboral – familiar 2.0

Técnicamente mi día ahora tiene más horas. Es difícil que duerma más que 5 horas por la noche, y pocas veces son seguidas. Eso sí, no significa que tenga más horas útiles, si definimos la utilidad como algo que genere resultados visibles para el mundo exterior. Con dos bebés lactantes como mucho puedo contar con una o dos horas de tranquilidad que tienen que dar para todo lo demás… así que he empezado de hacer las cosas con bebés y/o postergarlos.

Se puede ir a conferencias con dos bebés, siempre que no te importa dar pecho en el auditorio..
Se pueden sacar los perros con un cochecito.
Se puede hacer deporte… con un bebé (mientras el otro duerme).
Se puede atender a clientes por chat (gracias al cojín de lactancia gemelar).
No se puede duchar con dos bebés. Así que a veces es un día si un día no.
No se puede dedicar mucho tiempo a cocinar. Así que me estoy haciendo experta en platos rápidos.
Se puede priorizar con dos bebés – y algo de planificación facilita bastante la vida.

Mujer, no lo puedes hacer todo (o cómo definir tus prioridades)

La realidad es que es imposible hacerlo todo – o por lo menos de hacerlo al mismo tiempo. Ahora es el momento para prescindir de todo lo que no es esencial y de planificar todo aquel que sí lo es. Si antes del embarazo tenía tres tareas más importantes, ahora me conformo con una, decidiendo de forma muy consciente a qué le dedico mi tiempo y a qué no – y cuándo!

Este “cuándo es muy importante”. No puedo hacer todo hoy. Pero me puedo dedicar el lunes y el viernes a ValeDeOro, el martes y el jueves al Rescue Desk, y el miércoles me lo quedo para otras cosas como el Proyecto 333. Para cada uno de estos proyectos tuve que definir exactamente qué es lo que quiero conseguir para poder retomar el hilo después de cada interrupción. La pregunta de Momentum se ha convertido en la pregunta del día: ¿Cuál es tu prioridad hoy?

Tengo demasiadas piedras para mi jarrón. Así que cada mañana los saco y los vuelvo a colocar en otro orden. No puedo tener todo a la vez, así que lo voy disfrutando poco a poco.

¿Cómo consigues tu el equilibrio?

¿Te ha gustado? Compártelo:

Una respuesta a Tengo demasiadas piedras para mi jarrón

  1. En mi opinión, para poder conciliar la vida laboral y la familiar es imprescindible hacer un ejercicio de reflexión antes de empezar cada semana, o como tú lo explicas, sacar las piedras del jarrón y volver a colocarlas. Algo que puede ayudarnos a descubrir aquello que nos resta mas tiempo es hacer el típico diagrama de “quesitos” cuantificando el tiempo semanal que invertimos en determinadas tareas. Al ver los resultados del estudio, podremos saber dónde necesitamos mejorar para dejar de gastar tanto tiempo, y poder invertirlo de este modo en otras cosas más importantes.

    Saludos

    Ana

    http://www.comoserminimalista.com

Deja tu respuesta

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close