inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Deseos de Navidad

Paz, amor y el nuevo iPhone, esto son los deseos más comunes estas navidades. Así que he decidido crear mi propia lista de deseos de navidad para ti.

Deseos de Navidad

Que comas bien… y sepas parar cuando el cuerpo te lo pide

Y que entre tanto caldo de navidad con carne de olla, canelones de San Esteban, pavo al horno, turrones y lionesas de nata sepas cuando parar. No será tu última Navidad, y el año que viene probablemente podrás disfrutar del mismo menú nuevamente. Y aunque fuera tu última Navidad – el estreñimiento posterior será lo último que querrás recordar.

Que puedas perdonar… a los que no cumplen tus expectativas

No te enfades con tu tío que siempre saca las mismas anécdotas políticas sin gracia alguna. Se siente solo y simplemente quiere participar de alguna forma.

No descargues tu rabia en tus hijos cuando se aburren a media cena. Agradece que se quedaron quietos por lo menos durante la foto de familia.

No te peleas con tu pareja porque no ha leído tu mente en algún aspecto crucial de la noche. En su familia probablemente tengan otras tradiciones que tú ni te imaginas.

 

Que consigas respirar… cuando sientes provocaciones ajenas

Nadie sabe mejor como hacerte saltar que tu familia inmediata. Tus hermanos son especialistas en hacer cosquillas donde duele. Inspira hondo y sonríe. Para pelearse hacen falta dos personas. Respira y espera que cambien el tema. Provocar a alguien que no se deja provocar es demasiado aburrido como para hacerlo por mucho tiempo.

Que cuentes bendiciones… en vez de enumerar los errores de otros

Siempre te olvidas de poner el reloj para sacar el pavo del horno.” “Nunca me escuchas cuando te digo algo.” “Hay que ser tonto para que pase esto.” “Sólo un imbécil se deja en casa el jamón en Navidades.”

Criticar un comportamiento y juzgar toda la personalidad de una persona son cosas muy distintas. Lo primero implica el reconocimiento de que se ha cometido un error y que en el futuro se podrá hacer al respeto. Lo segundo significa que no hay remedio, con lo que el cambio es imposible. Para no caer en la tentación de convertir el día de Navidad (o cualquier otro día) en el día del juicio final, recuerda aquello que ha salido bien en el pasado. Todos pasaréis una comida más tranquila.

Que seas feliz… sabiendo que depende de ti

 

Con tu familia o tu familia política, con tus amigos o a solas, con el pavo tradicional o una ensalada hecho en casa… no existen reglas ni garantías para que estas Navidades salgan como tú te las has ido imaginando en las últimas semanas. Y tampoco hace falta. Tu eres perfectamente capaz de disfrutar de lo que se te presente. Puedes participar en aquellas actividades que te hacen ilusión y reducir tu presencia en aquellos instantes que te generan ansiedad. Tú decides.

¡Feliz Navidad!

Una respuesta a Deseos de Navidad

  1. Muy buenos consejos de Valentina. Por mi parte, pienso que también es muy importante, además de perdonar a los demás, perdonarte a ti mismo, sin renunciar a tus compromisos y valores.

    Y, por mi parte, intento, cuando puedo, afrontar la negatividad de algunas personas, acciones o comentarios, dando un punto de vista más positivo y generador de emociones más sanas.

    Gracias, y un abrazo, ahhh, y Felices Fiestas!

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close