inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

El minimalismo no es una religión, es un camino

Libros de religión y filosofíaMucha gente en mi entorno sabe que soy minimalista, aunque no creo que todos sepan muy bien que entender bajo de este lema. La frontera entre concentrarse en lo esencial eliminando lo superfluo y no querer gastar en nada no siempre es tan clara. Y rápidamente te perciben como tacaño o frugal. Lo bueno es que de esta yuxtaposición suelen salir las mejores conversas. ¿Cómo puedes combinar tu Mac con tu minimalismo?, es una de las preguntas frecuentes.

Otro tipo de preguntas viene de personas que les parece muy interesante la filosofía de lo esencial, pero que creen que no pueden hacer un primer paso, porque suena a “o todo o nada”. ¿Puedo ser minimalista, si me gustan los relojes caros? ¿Puedo ser minimalista, si mi casa tiene 120m2, 4 habitaciones, y una piscina en la zona comunitaria? Puedo ser minimalista si me encantan las creaciones de aquel diseñador extremadamente caro?

Ser minimalista no es una finalidad ni una religión. El minimalismo es un camino.

No se puede repetir demasiado: el minimalismo es un camino. Es un medio, no un fin. La meta es vivir una vida que te encante y de la cuál te puedas sentir orgullosa, porque sabes que has hecho todo bien. Habrá momentos en tu vida en los que vivirás con menos de 100 cosas porque quieres viajar por todos los continentes, pero también es posible que llegues a querer una casa propia en el campo para remodelarla bajo criterios sostenibles y criar tus hijos. O que quieras alquilar un apartamento de 100m2 en el barrio más emblemático de la ciudad para hacer exposiciones de arte. El minimalismo no es una religión, ni un reglamento fijo. La meta tienes que encontrarla en otro lugar. Pero el minimalismo te puede ayudar a llegar a tu meta.

El minimalismo requiere calidad no cantidad. Te mereces lo mejor.

Aquí quizás reside la mayor diferencia entre utilizar el minimalismo como una herramienta, y ser tacaño. Un tacaño evita gastar el dinero, y si compra algo que sea lo más barato. El precio es la única razón de compra. Para una persona minimalista la decisión de no comprar una cosa se basa en un análisis consciente sobre la utilidad que tendrá el objeto en su día-a-día. Y si algún objeto es útil, entonces no es el precio que decide, sino la calidad y la longevidad, junto con el cuidado con el medio ambiente. Y de repente tiene mucho sentido comprarse un ordenador más caro, pero que durará un mínimo de 5 años. O decidirse por las prendas de una diseñadora que confecciona su colección con mucho cuidado y estilo para que duren más que 1 temporada.

Quizás al ser minimalistas somos más conscientes de lo que tenemos y en qué nos gastamos nuestro dinero. Por lo tanto no depende del nivel de ingresos, ni de las metas que te hayas puesto en la vida. El minimalismo es una caja de herramientas, nada más y nada menos.

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes que recibes acerca del minimalismo?


Si te ha gustado esta entrada, también te interesará:
Pasos hacia el Minimalismo
Vivir más simple por egoísmo


Foto: max / flickr

16 respuestas a El minimalismo no es una religión, es un camino

  1. Creo que es la palabra en sí, “minimalismo”, que no termina de transmitir el mensaje. Normalmente los “ismos” se relacionan con conceptos extremos…

    Sin embargo poco a poco nos vamos dando cuenta (unos antes, otros después) de que con menos cosas, pero mejores, somos más felices, la vida es más fácil, nos liberamos de cargas inútiles.

    Te dejo un link a mi tumblr, he colgado el documental “comprar, tirar, comprar”, que tiene mucha relación con tu post.

    Un abrazo

  2. Sin duda el minimalismo es muy poco comprendido. En México es una idea tan extraña que muy a menudo se nos confunde con conformistas y mediocres.

    Pero es todo lo contrario. El minimalista se ocupa en una mejor calidad de vida por medio de reducir su consumo de basura y erradicando las compras y acumulación innecesarias.

    La gente cuenta con tan poca información sobre el minimalismo que piensan que es una senda religiosa.

    Estoy completamente de acuerdo. El minimalismo es un camino.

    Buen post, Val.

  3. Muy buen artículo. Yo creo que el tema de la cantidad y la calidad es lo que más le cuesta comprender a la gente. Cuando yo intento explicárselo tengo que explicarlo detenidamente porque, como dicen por ahí arriba, parece que lo importante es gastar menos. Y no, lo importante es gastar mejor.

    Aunque también creo que la religión (al menos una religión bien entendida) debe ser un camino, un camino hacia una meta, y no un fin en sí mismo.

    El último fin que todos tenemos es la felicidad, y todo lo demás son maneras de llegar hasta ahí.

  4. Aunque el minimalismo no sea una religión considero que Jesucristo tambien fue minimalista al decir a los demas “Lleven una sola túnica y unas solas sandalias”. Coincido con la autora, no es una religión, es un camino.

    Me gustó mucho el post!

  5. Concuerdo, el minimalismo no es una religión, es sólo una forma de vivir, un filtro para elegir.

    Vivir con menos me ha permitido enfocar mi atención para disfrutar más de lo que tengo, de la vida y de los seres que me rodean.

    Es algo que me hace ser más libre y como consecuencia más feliz. Diría yo que el minimalismo es en mi vida una herramienta más en la conquista diaria del bienestar.

    Gracias por tu generosidad Vale!
    Feliz inicio de semana! 🙂

    • Me gusta la idea del filtro, que solo deja pasar lo que es importante. Como un filtro de spam “inteligente” en el email, que nos protege de lo que potencialmente puede dañar el equipo informático y que además aprende con nuestras acciones en el pasado para filtrar cada vez mejor.
      Buena idea!

    • muy buena definición el minimalismo es un filtro contra la basura que inmunda nuestra vida. muchos se sienten exitosos rodeados de basura porque los programaron para creer que sin la basura que les venden son menos que el vecino.

  6. @Chris, chocobuda, Ana: quizás el problema sea que hoy en día quién “cree” en alguna cosa, quien tiene una filosofía, automáticamente se le considera religioso, en el sentido más radical de la palabra. Es una pena, porque opino que es sumamente importante que cada persona tenga una filosofía (o una meta, o un sentido) de vida, porque solo si puedes definir más o menos en qué consiste tu felicidad, entonces puedes llegar a ella.
    Claro, se necesita mucha autoreflexión para entenderse a si mismo. Esa es la parte más difícil.

  7. Hola Vale,

    Pues como te comenté en el post pasado, es normal que la gente juzgue, pues a eso nos estamos arriesgando quienes no “somos como los demás”.

    Sin embargo yo veo el Minimalismo como un estilo de vida que me ayuda a pensar mejor en todo aquello que realmente necesito.

    Me siento mayormente comprometido con la congruencia, creo que esta parte es la más importante para mí, ser y parecer diría mi papá.

    Excelente artículo.

    Te mando un gran saludo,

    Omar Carreño

  8. He descubierto tu blog en el Blog Alternativo y es genial! Y me acabo de dar cuenta de que no soy nada minimalista..! Empezando por mi armario..! La verdad es que una vez que lo piensas, las personas podemos vivir con menos cosas de las que creemos, y eso nos hace más libres. Gran hallazgo el de tu blog!

    • Bienvenido emedé al mundillo minimalista 🙂
      Y me encantaría inspirarte un poco en tu camino hacia un mundo más sostenible. No hace falta renunciar a todo, pero sí de reflexionar un poquito sobre nuestro consumo. Te invito a darte una vuelta por el blog, a lo mejor haciendo click en la categoría que más te interesa: minimalismo, sostenibilidad, o productividad, en la barra a la izquierda. Que te diviertes.

  9. Vale: estoy experimentando desde hace 3 años el ser minimalista y en verdad he caminado para serlo y dia a dia me convenzo mas, mas y mas en seguir…quisiera estar al tanto e ir actualizando el camino…o el rumbo OK.

    • Puedes darte de alta en el boletín de valedeoro (en la barra lateral) para que te lleguen los tres posts por semana a tu correo. Los guias minimalistas (haz click en el enlace de “libros”) también encontrarás mucha ayuda. Pero lo más importante ya has hecho: emprender el camino. Así que enhorabuena!

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close