inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

No estoy cumpliendo con las expectativas

empezarDurante mi retiro de Yoga, mis padres me mandaron una carta, pronunciando su preocupación con mi forma de vivir la vida. Me recordaron de mis logros (dos carreras, experiencia de vivir en el extranjero, seis idiomas, experiencia en grandes empresas) y expresaron su confusión que a los 32 años todavía insisto en buscar mi camino. Podría conseguir un trabajo fijo en una empresa tradicional, casarme con una persona del sexo opuesto, comprar una casa, visitar durante las vacaciones. Así como lo hicieron ellos. Están preocupados que esté desperdiciando mi potencial y perdiendo tiempo.

Mi primera reacción fue incredulidad. No podía entender que me mandaran esta carta al inicio de mi retiro de yoga, como si quisieran amargarme mis vacaciones. Mi segunda reacción fue un impulso fuerte de justificarme, de explicar, de batallar esta imagen proyectada sobre mi. Como la niña que fui (y la que seré siempre para ellos), quise rectificar donde pensaba ver decepción.

No les respondí directamente. Guardé la carta para otro día. Necesitaba tiempo para meditar, para reflexionar, para analizar qué partes podía aceptar y qué partes no me correspondían.

¿Cuáles son mis expectativas?

Mis padres tienen expectativas muy claras sobre qué significa tener éxito y llevar una vida con propósito. Por su experiencia de vida, por haber trabajado siempre en la misma empresa, por conocer una vida de estabilidad aparente perpetua, ellos proyectan estas expectativas a sus hijos. Mi divorcio, mi decisión de dejar la multinacional cuando me sentí estancada, mi decisión de volver a España por amor… les cuesta entender estas decisiones, porque están fuera de su propia zona de conforto.

Esto nos significa que no me quieran. Muy al contrario, me quieren muchísimo y se preocupan por mi. Esta fue la lección más importante de la carta. Mis padres se preocupan tanto por mi que me lo ponen por escrito, explicando sus miedos y sus expectativas y dándome así la oportunidad de conectar con ellos nuevamente, a través de las diferencias.

No me voy a justificar. Mis expectativas son diferentes. He aprendido mucho al trabajar en diferentes empresas, grandes y pequeñas. Esta experiencia me ayudarán a avanzar mi propia empresa de té japonés para convertirlo en una marca potente en el mercado nacional de té. Me gusta tener diferentes proyectos, porque me permite seguir innovando y creando. No me arrepiento de mi divorcio, porque me ha abierto la posibilidad de crear una relación más profunda con mi pareja de ahora.

Mis expectativas son diferentes, ni peores ni mejores. He aprendido que mi reto no será justificarme, sino seguir mi camino. Mis padres quieren que esté feliz, así que haré un mayor esfuerzo para transmitirlos esta sensación, en su propio idioma. La carta que me llegó al inicio de mi retiro de yoga será el inicio de una conversa más amplia, de la cual ambos lados aprenderemos a apreciarnos por nuestras diferencias. No pretendo que me entiendan, sino que sientan que no tienen por qué preocuparse por su niña. Ha crecido.

4 respuestas a No estoy cumpliendo con las expectativas

  1. Enhorabuena Valentina por haber planteado este tema de una forma tan madura.

    Me ha llegado especialmente porque arrastro también ese problema con mi madre y hay días que me cuesta muchísimo dejar sus “expectativas” a un lado y seguir mi propio camino.

    Un abrazo muy fuerte!!!!!!

  2. Liebe Valentina, Esta ha sido una de las entradas de tu blog que más me ha llamado la atención en los últimos años. Repito a mi manera, lo dicho por el primer comentario: alabo tu delicadeza al exponerlo a tus lectores. Me alegro mucho por la gente que fue capaz de encontrar su camino temprano, de acuerdo a sus ideas más o menos tradicionales. A veces me cambiaría por ellos: probablemente vivir en tu zona de confort, como tú dices, de manera perpetua, sea una delicia. Sin embargo, eso no funciona para todos. A otros nos cuesta más. Otros nos despertamos de golpe de nuestra zona de confort por alguna razón. Y decidimos que no queríamos que se nos pegasen las sábanas. Incómodo? claro! Quién quiere salir de la cama, calentita, por la mañana? Quién no prefiere retozar hasta mediodía? Eso es felicidad! te dices a ti misma algún que otro domingo. Pero los que, como tú, preferimos salir de la cama cuando aún hace frío, porque hay muchas cosas interesantes que hacer y aún no sabemos cuál de todas nos gusta más, tenemos el mismo derecho que el resto.
    Quizá tener hijos te instale automáticamente en la zona de confort, como cuando entras en el área “dormitorios” de Ikea y de repente, te apetece dormir, pero seguro que tus padres pasaron también por alguna época en la que “buscaron su camino”: Lo malo es que los padres lo olvidan a veces, pero yo pienso como tú: lo hacen por amor.

    Un abrazo. Espero que esto no haya servido para que disfrutases aún más tu retiro. Todo pasa por alguna razón o eso dicen.

    Ana

  3. Los padres siempre nos haremos expectativas maravillosas acerca de la vida de nuestros hijos… Sin embargo lo verdaderamente maravilloso y que por nuestro ciego amor paterno nos negamos a ver y aceptar, es que nuestros hijos pueden (y deben) cumplir sus propias expectativas. A fin de cuentas nosotros ya vivimos (bien o mal) nuestras vidas y les toca ahora a ellos tomar las mejores decisiones para vivir y ser felices con las suyas. ¡Muchas felicidades por tu valiente elección Valentina! Saludos!

  4. Me ha gustado mucho tu post y los comentarios recibidos en el mismo. A menudo yo me he visto en esa situación con mis padres, pero al final, más tarde o más temprano acaban entendiendo que nuestras expectativas no tienen porqué ser las de ellos y lo único que quieren es que seamos felices, aunque sea a nuestro modo. A mí me pareces una valiente que ha decidido vivir la vida que quiere. Un abrazo.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close