inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

La magia de los micro-hábitos

No hay duda, tus hábitos son tu vida. Son lo que rigen la mayoría de tus actividades del día a día – desde que suena el despertador hasta que te vas a dormir. Un gran porcentaje de lo que haces cada día lo haces sin pensar y lo haces siempre de la misma manera. Y eso está bien, porque te permite ahorrar energía para aquellas decisiones y actividades que son importantes (y desde luego más importantes que decidir cuándo exactamente te vas a lavar los dientes).

Si alguna vez has intentado crear conscientemente un nuevo hábito – o cambiar un hábito existente sabrás que requiere mucha concentración, constantes recordatorios y bastante tiempo (un mes o más). A lo mejor hay hábitos que están en tu lista de espera, simplemente porque estás consciente de que por ahora no tienes la energía para dedicarte a ello. Así que el deporte, la meditación, la comida sana y el contacto regular con tu familia quedan postergados para cuando tengas tu día a día bajo control y no haya tantos imprevistos que te puedan despistar. En el fondo sabes que eso nunca ocurrirá, pero la vida real simplemente no da para más.

Si este es tu caso, bienvenida al mundo de los micro-hábitos, la herramienta idónea para hacer cambios reales en tu vida sin desesperarte en el intento.

Micro-hábitos. Un pequeño cambio en tu rutina - un gran cambio para tu vida

Ingredientes clase para tus micro-hábitos: 2 minutos y un recordatorio

Como lo indica el nombre, un micro-hábito es un hábito pequeño. Algunos micro-hábitos son como semillas que más adelante se convertirán en hábitos grandes y potentes. Otros tienen simplemente el efecto de hacerte la vida más fácil sin que tengas que pensártelo mucho. Se caracterizan por requerir poco tiempo (un máximo de 2 minutos) y estar firmemente ancladas en tu día a día – son acciones practicas e inmediatas que aumentan tu bienestar sin pesar sobre tu lista de tareas.

La formula para crear tus propios micro-hábitos es la siguiente:

Un momento definido dentro de tu rutina ya establecida + una acción de 2 minutos (o menos)

Al inicio necesitarás quizás un recordatorio para no olvidarte del micro-hábito – como son pequeños son fácil de perderlas al inicio. Yo te recomiendo que te comprometas con tu nuevo micro-hábito por un mínimo de 2 semanas para después evaluar que tal te ha ido – y si quieres medir tus éxitos, anótalo en tu agenda o utiliza un servicio como coach.me o la App A Way of Life (iOS).

Ejemplos de micro-hábitos reales

Si aún necesitas inspiración para añadir un par de micro-hábitos a tu día a día, aquí te comparto algunos de los hábitos míos y de participantes del curso de hábitos. No te comprometas con todos los hábitos de golpe, sino escoge uno o dos para empezar y para experimentar. Y nada impide que te inventes tu propio micro-hábito. ¡Lo importante es que facilite tu día a día!

  • Después de levantarme, hago la cama.
  • Después de cenar, dejo toda a vajilla en la pica – en remojo.
  • Mientras me lavo los dientes, hago 10 sentadillas.
  • Después de sacarme el abrigo, le doy un beso a mi pareja.
  • Mientras espero que hierva el agua para el té, mando un mensaje a algún familiar.
  • Después de apagar el ordenador por la noche, escribo en un papel la prioridad para mañana.
  • Después de ducharme, le quito el agua a la mampara.

¿Qué micro-hábito puedes implementar hoy?

Una respuesta a La magia de los micro-hábitos

  1. Me gusta mucho esta idea, por ejemplo, el de quitar el agua a la mampara es algo que hago diariamente y nunca había pensado en ello como un micro-hábito.

    Por ejemplo, algo curioso que pasa en mi familia es que mi padre, tras llevar años tomando una medicación a la hora de la cena, es tan despistado que siempre se olvida de tomarla. El micro-hábito de mi madre es recordarle cada noche, antes de empezar a cenar, que debe tomársela.

    Se supone que sólo necesitamos 21 días para instalar definitivamente un hábito en nuestra rutina, y empiezo a pensar que mi padre ha adquirido el micro-hábito de “dejarse recordar” por mi madre, que debe tomarse la pastilla.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close