inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

La paradoja de las opciones – o la dificultad de comprar gafas

Modelo ecológico de multi-opticasDespués de 5 años de servicio fiel, mis gafas se rompieron por el medio, en diciembre del 2010, el día antes de emprender el viaje de navidades. No había tiempo para pedir nuevas gafas y tampoco podía prescindir de ellas durante dos semanas. Como las gafas eran de un modelo sin montura solo estaba rota la parte que unía los dos cristales y el vendedor de la óptica de al lado de casa de mis padres pudo sustituir la parte rota por una usada que encontró en su cajón. Era de otro color, pero me sacó del apuro en este momento, y decidí que al volver a casa ya me compraría unas nuevas. De hecho, por el estado de los cristales, eso estaba en mi lista de la compra desde hacia medio año.

Y de esta forma, con los cristales rotos y la montura con un arreglo tardé más de 3 meses en comprarme unas nuevas. Solo pensar que tenía que enfrentarme a millones de opciones me impedía entrar en una óptica. ¿Cómo podía elegir entre 3000 modelos y estar seguro que escogí el modelo que mejor me quedaba? ¿Y si después me doy cuenta que el modelo 3001, disponible en otra tienda, hubiera sido una mejor opción? Fiel a la paradoja de las opciones (no os perdéis el video aquí) me decidí por no hacer nada.

En febrero leí en el blog de pepegrillo (ahora diarioecología) que MultiOpticas había sacado una edición extra de gafas ecológicas. A diferencia de otras gafas, la montura en este caso está hecha de materiales reciclados. Como el impacto del ciclo de vida es para mi un distintivo relevante a la hora de hacer una compra, decidí (antes de ni siquiera haber entrado en una tienda) decantarme por un modelo de esta colección. El motivo por el cual todavía tardé otras 5 semanas en entrar en una óptica se debe a la página web de la tienda en la cual no encontré la información que me hubiera gustado tener antes de entrar en la tienda.

Los atributos sostenibles son para mi una forma de reducir la complejidad a la hora de comprar algo. Reduzco mis opciones de forma artificial para de esta forma hacer la mejor elección dentro de este marco general. Es el mismo sistema que las personas que prefieren un color determinado o son fieles a una sola marca. A fin de cuentas ayuda a que este mundo de sobresaturado de ofertas subsista.

Quizás un poco de minimalismo les iría bien a las tiendas también.


Si te ha gustado esta entrada, también te interesará:
Por qué limitar las oportunidades aumenta la eficiencia
Consumismo estresante
Guía de rebajas minimalistas

7 respuestas a La paradoja de las opciones – o la dificultad de comprar gafas

  1. Sin duda alguna, comprar unas gafas para mí es de las peores experiencias que hay en la vida…

    Centenares de modelos, precios, colores, etc. Además yo tengo más graduación en un ojo que en otro (mucha más) y claro, después de seleccionar algunos modelos, resulta que la mayoría no puedes tener cristales distintos… en fin, demasiada imagen y poco pragmatismo hay en las ópticas.

    Por otro lado, desconocía por completo esta línea de gafas. Resulta curioso como muchas empresas se apuntan al carro de “lo ecológico”. Porque si lo ecológico lo hacen en China, pues mejor olvidarse.

    Pero en fin, creo que a mayor demanda, mayor conciencia por parte de las empresas.

  2. eheh, se me rompieron las gafas el verano pasado y ando con las antiguas desde entonces! Veo mejor sin ellas que con ellas puestas!! A ver estas gafas recicladas, igual por fin me compro unas!

  3. Hola Val,

    ¡Muy interesante tu post! En verdad cuando algo tiene que ser reemplazado siempre debemos ir por la opción que más nos mueve y en tu caso la cuestión ecológica tuvo a bien motivarte fácilmente.

    Yo creo que parte de nuestras creencias y móviles en la vida nos van haciendo elegir preferentemente nuestros gustos hacia aspectos que realmente tienen un significado para nosotros.

    Excelente Post!

    Saludos,

    Omar Carreño

  4. Leí hace tiempo el libro de Barry Schwartz: Por qué más es menos. Y me di cuenta que tenía razón, que ante el exceso de oferta nos paralizamos y nos entra una especie de cansancio vital. De todas formas, si lo aplicamos a cuestiones de cierta envergadura como la democracia, la solución está fuera de toda duda: mejor elegir. En un objeto de consumo, aplaudo tu decisión, aunque he de reconocer que yo las mías las he elegido por cómo me sentaban, ése ha sido mi criterio. Enhorabuena por tu blog.
    Microcambios.com

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close