inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Reto de Marzo: madrugar para meditar

meditacionAyer he vuelto de Tailandia, así que estoy en pleno jet-lag. Me encanta. La gran ventaja de volver atrás en las zonas horarias es que me despierto temprano sin ningún estímulo adicional. Quiero aprovechar este momento para reestablecer el hábito de madrugar para meditar antes de empezar el día, algo que ya he estado practicando en el retiro de yoga. A niveles práctico mi principal contrincante será el botón del “snooze” (repetición de alarma).

El mito del “dormiré un poquito más”

Muchas veces ya estoy despierta antes de que suene el despertador. Sin embargo voy esperando que suene, algunas veces hasta con impaciencia. Y entonces, sin un motivo real, le doy al botón mágico para “dormir cinco minutos más”. Como si la batucada de mi móvil sería la invitación para volver a soñar unos minutos. Sé que es una deseo irreal: no me voy a dormir nuevamente. Estaré esperando durante nueve minutos a que suene otra vez, debatiendo conmigo mismo si sería mejor levantarme ahora o quizás darle otra vez al botón para robar otros nueve minutos más. A estas horas mi fuerza de voluntad todavía está durmiendo, así que tendré que prepararme un pequeño plan de batalla para instaurar este hábito.

La mañana empieza la noche anterior

Mi pareja, que volvió unos días antes de Tailandia, ha estado manteniendo el ritmo de levantarse todos los días a las 5 horas. Juntos lo queremos mantener durante 45 días, un experimento en el que nos podemos apoyar mutuamente. Para asegurar el éxito, la noche anterior es igual de importante que la alarma de la mañana:

[unordered_list style=”star”]

  • Me iré a dormir a las 22h para asegurar que tendré aproximadamente 7-8 horas de descanso sin interrupción. Si estoy en casa por las tardes, no hay excusa que valga (los hábitos se rompen a base de excepciones). Si estoy fuera de casa, volveré antes de las 22:30 para estar en la cama a las 23:00. Esto puede pasar una vez por semana.
  • Dejaré el despertador en la sala. Así tendré que moverme para apagarlo, y automáticamente habré salido de la cama.
  • Dejaré preparado el agua para el té. Después de apagar el despertador encenderé el kettle para hervir agua para un Gyokuro mañanero, mi forma de tomar café. Después de hervir, el agua tiene que reposar 20 min para llegar a los 60ºC necesarias para la infusión. Este será mi intervalo de meditación.
  • Dejaré un jersey calientito al lado del despertador para que el frío no me pueda empujar de vuelta a la cama.

[/unordered_list]

Reconoce tus debilidades y planificalas

Utilizaré mi plantilla de de los 100 días (pdf para descargar) para mantener la motivación. El obstáculo más grande será el frío y la oscuridad, ahora que por la ventana ya no veo el mar cálido de Tailandia, sino el invierno de Mataró. Así que estoy preparado. Conozco mis debilidades y he buscado formas de mitigarlas. Ya os contaré que tal me va con este reto.
Y el análisis del reto de febrero os daré la semana que viene.

¿Qué reto querrás adoptar en Marzo?

9 respuestas a Reto de Marzo: madrugar para meditar

  1. Saludos, Valentina!

    A ver si consigues tu reto. Levantarse pronto vale la pena para el estado anímico general, es como volver al ritmo del sol.

    Hasta hace unos meses, yo lo seguía bastante rajatabla, no porque me lo autoimpusiera, sino porque mi cuerpo me lo pedía. Y me sentía muy bien, muy activa durante el día, y sin estrés. Y con un buen rendimiento deportivo en el correr.

    Lo que pasó es que empecé a hacer canguros nocturnos, más de una vez a la semana, pero no regularmente. Al principio, el día siguiente de hacerlo, me tenía que autoimponer levantarme pronto, pero ya no estaba bien durante todo el día. Así que la noche que tengo que estar despierta, me permito dormir más la mañana siguiente. Pero no me gusta. Ya no tengo aquella energía de antes.

    Ahora me cuesta muchísimo levantarme tan pronto… Como desearía volver a aquella paz, a mi horario “de gallinas”! (tema de bromas para mis conocidos).

    Me gustaría preguntarte tú qué harías en caso que tuvieras que irte a dormir algunos días a la madrugada. Seguirías levantándote tan pronto, pero pasando el día mal?

    Saludos!

    • Entre levantarme temprano y conseguir las horas de sueño adecuadas, me quedo con las horas de sueño. O sea, si hay días que solo llego a casa a las 23h o más tarde, entonces me levantaré más tarde. Quiero asegurarme de siempre tener 7 horas de sueño contínuo. Si me despierto por mi misma antes de esto, pues me levanto. Caso contrario me daré el “lujo” de dormir hasta las 6 o 7 si hace falta.

  2. Mucha suerte en tu nuevo reto, yo llevo varias semanas probando “trucos” para madrugar más. Pero soy un tronco. Puedo escuchar la alarma y darle a botón “snooze” a intervalos de 10 minutos ¡durante 2 horas! ¿Necesitaré un viaje a Tailandia?

    Hay una aplicación despertador para el movil muy divertida en la que haces una foto de alguna zona de tu casa por la noche, y para que la alarma deje de sonar debes ir a esa zona y hacer una foto igual. El primer día que la programas debe de ser una locura.

    • Esto de la foto de una zona en concreta es genial! A mi me funciona con dejar el móvil fuera de la habitación. Cuándo empieza a sonar salto de la cama para que no toda la casa esté en pie. Una vez que estoy fuera de la cama ya no me cuesta tanto, por lo menos si hay una chaqueta calientita al alcance….
      O sea, a lo mejor no necesitas un viaje a Tailandia (aunque si lo recomiendo), sino un camino más largo para apagar el despertador 😉

  3. Hummmm, no sé si en esto estamos de acuerdo. Yo soy ave nocturna y más porque no puedo, aunque sí es importante la meditación. Pero llevar una vida más ordenada y especialmente en cuanto a horas de sueño se refiere, siempre será positivo.

    • Yo tengo mis fases. Hay meses que me levanto a las 5 y hay meses que me voy a dormir a las 3. Mientras no coinciden… lo más importante es conseguir suficientes horas de sueño (que pueden variar según la persona, el momento del año, etc…). Si es de 10 a 5 o de 2 a 9 no es tan crucial.

  4. Pues me animo! ¿quien dijo miedo?. Ayer conseguí acostarme a las 11, por algo se empieza. Lo peor es que esta mañana no me acordaba de para qué hbía puesto el despertador un rato antes y me fui a recoger un poco la cocina y la casa, ya que tenemos invitados, y claro se queda todo un poco por en medio.

    ¿qué pasará cuando no tenga invitados a quien culpar y mi amamonamiento matutino no me deje acordarme de que he padrugado para meditar?

    Dadme animos plissss

    • Ánimo, ánimo! Y un post-it encima del interruptor que diga “querías meditar”…
      La alternativa sería pedirle a una amiga que te llame para recordartelo, eso si encuentras a alguien que hace el mismo horario 🙂

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close