inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Como hacer funcionar un matrimonio

val_jones

Dentro de dos días me caso. Aunque la gran fiesta se celebrará en Septiembre, nosotros entendemos el jueves como el inicio de este viaje compartido. Los últimos días los hemos pasado con muchas conversas acerca de lo que esperamos del matrimonio. De estas conversas así como de los aprendizajes de mi primer matrimonio (que, a pesar de la ruptura, recuerdo con cariño) he compilado esta lista de ingredientes para una relación duradera.

Individualidad y actividades personales

Tus actividades, tu energía, tus inquietudes, tus opiniones son partes de tu personalidad y como tal, parte de lo que enamoró a tu pareja. Es importante que mantengas tus pasiones, tus amigos y tus actividades, aunque no las puedas siempre compartirlos con él o ella. De esta forma no se os acabarán los temas de conversa, ni tu te vas a agobiar. Mientras tú te vas a cenar con tu mejor amiga o participar en una partida de juego de rol, tu pareja tendrá tiempo dedicarse a sus propias pasiones sin remordimientos.

Apoyo mutuo, también en los proyectos individuales

Apoyar implica algo más que aceptar que la otra persona invierta tiempo en sus propios proyectos. Significa acompañarla a una cena de networking o revisar el comunicado de prensa que saldrá mañana. Significa llevarle en coche a una reunión importante para que llegue descansado. Significa acompañarla en un viaje de negocios aunque caiga en un fin de semana. No lo haces porque te haga ilusión la actividad en sí, sino porque te hace ilusión ver como tu pareja avanza sus propios sueños.

Actividades compartidos

Los actividades compartidas crean recuerdos, los recuerdas crearán vuestra historia. Mirar series no califica como experiencia, a no ser que lo hagáis un miércoles por la mañana después de haber llamado al jefe contando una historia absurda del por qué no podéis venir mientras desayunáis fresas, helado de chocolate y champán.

No es difícil crear momentos dignos de recordar: un curso de baile, una hora de Tangram competitivo,una caminada por el parque forestal con picnic casero, una cena sorpresa: sirve cualquier actividad que os genere el “recuerdas aquella vez que…”

Un proyecto de vida en común

Si te casas probablemente es porque quieres pasar el resto de tus días con esta persona. El resto de tus días incluye el sueño de tener hijos (o de no tenerlos), cómo piensas educarlas (home-schooling, escuela alternativa, escuela internacional…), la casa, la vuelta al mundo. Lo importante no es decidir cuándo exactamente harás cuál cosa, sino de llegar a un acuerdo sobre los aspectos más importantes y crear el primer esbozo de un plan de vida en común.

Resolución pragmática de desacuerdos

Habrá desacuerdos, desde el color de las cortinas hasta el destino de las vacaciones. Habrá momentos de tensión generados por estrés, por una noche mal dormida, por la inminente visita de tu madre o por que hoy todo sale mal. Reconoce estos momentos por lo que son: instantes necesarios en una relación para que puedas disfrutar de los demás momentos. No tienen nada a ver con el amor que hay entre vosotros dos.

La tercera vía

Era el momento de escoger el catering para la bio-boda, y cada uno teníamos nuestro favorito. La situación tenía todo para estallar en una discusión de dimensiones importantes. Pero nos dimos cuenta a tiempo y decidimos volver al inicio: lo importante era una comida divertida y sabrosa apto para carnívoros y vegetarianos, intolerantes a la lactosa o al glutén, gente que no le gusta la lechuga y personas que solo viven de ensalada. No queríamos desperdicios de platos medio-comidos ni invitados hambrientos. Así que prescindimos del catering por completo y nos inventamos nuestra propia solución, completamente diferente.

Sí, mi amor

Según el padrino de mi hermano esta frase (y un lavavajillas) son el secreto de su matrimonio de ya más de 40 años. La pregunta de fondo es: ¿que tan importante es que te de la razón? Hacen falta dos para pelearse y muchas veces te puedes negar en participar. Él quiere una sofa blanco y yo lo quiero azul? Pues que sea blanco… ya le pondré un cojín azul más adelante, guardando mi energía para asegurarme de que el ordenador antiguo salga de la casa.

Vida en pareja – a vuestro modo

Esta sociedad tiene unas ideas bastante claras sobre el papel de hombre y mujer en la pareja. Si los cumples eres anticuado, si no los cumples eres irresponsable. Con este panorama lo mejor es reconocer que existen, utilizar las que te sirven y adaptar el resto. Que cocine quién le haga más ilusión. Que lleve la agenda el que es más organizado y que limpie el que tenga más tiempo (o la señora de la limpieza). La pareja sois vosotros, así que vosotros decidís quién es hombre y mujer y cuándo.

Recordatorio de mimos

Te recomiendo que te lo pones como un recordatorio perpetuo en la agenda. Hoy no te hará falta, dentro de dos meses tampoco. ¿Y dentro de un año? ¿Y dentro de 10 años? Los dos cambiaréis, la vida se pondrá de por medio y de repente han pasado tres meses sin que hayas visto tu pareja en ropa interior. Así que, hazte la vida más fácil y ponte un recordatorio para aquel momento que lo olvidas sin querer. Entonces es cuando haga más falta que vuelvas a casa con flores o le sorprendas con una cena romántica.

Casados y casadas, ¿qué otras recomendaciones daríais a los que están empezando el camino?

12 respuestas a Como hacer funcionar un matrimonio

  1. Muy bueno Valentina!!

    En mi caso el primer punto es al revés, el que se va es el que tiene los remordimientos aunque el otro siempre anima (y realmente es de verdad). Parece menos mezquino que los remordimientos los tenga el que sale con los amigos pero al final el problema sigue estando ahí y aunque sepamos que el remordimiento no es necesario es un sentimiento que aflora solo y sin control 🙁

    Sobre el resto de puntos la experiencia tanto de vivirlos, como de verlos en parejas cercanas, me parecen muy buenos. Los resumiria como 1) respirar profundo en los momentos tensos y 2) no dar por supuesta a tu pareja.

    Saludos.

  2. Con estas ideas, no necesitas mas consejos, solo diria que hay que gastar energia en lo verdaderamente importante (si no lo es,da igual ceder). Os deseo lo mejor. Felicidades.

  3. Hola Valentina,

    Llevo 23 años casada con el chico con el que empecé a salir a los 15…. En total, sumamos 32 años juntos. Considero que nuestro matrimonio funciona bien, sobretodo porque en este aspecto de mi vida, a pesar de las dificultades, que a veces las hay, siento que estoy exactamente con quien deseo estar. Ese es mi termómetro. Y diría que él afirma lo mismo 🙂

    Creo que aciertas mucho con tu lista de ingredientes, es más, a mi me aportas algo, en cuanto al apoyo mútuo, que creo que en mi caso, es revisable para mejor.

    Felicidades por tu boda! Y por el camino que empezáis!

    Marta

  4. ¡FELICIDADES ! Es un momento de vida exquisito, me alegra leerte an feliz, centrada y realista. Cuando leí cada concepto, me dieron ganas de llorar ,pues cometí muchos errores en mi relación. Ahora , madurando y analizando este planteamiento, tengo un mejor mapa de ruta , en expectativa del compañero de viaje. Abrazos y bendiciones

  5. Querida Val:
    Lo tienes por escrito así que te será más fácil recurrir a la lectura en caso de duda 🙂
    Te diría, te diré, que los hijos, contra todo lo que puedas haber oído, no unen a la pareja, faltaría más! esa no es su función!!! Son una cuña constante en un mundo que antes pertenecía solo a la pareja. Somos los padres los que tenemos que estar unidos para que la familia (padre+madre+hij@s) se vea beneficiada. Adoro a mis hijos, tengo 2 soles de 18 y 19 años pero no recuerdo momentos más tensos en mi matrimonio que cuando se trataba de decidir si tal o cual acción era la más acertada. Hablo de simplezas como la de cuándo ir al médico de urgencia (sin que tuvieran 40 de fiebre, eh?), acudir corriendo cuando se han caído o esperar a ver qué pasaba (según mi marido: llora=vive) y ya de mayores, si es bueno que vean la serie que “todos” sus amigos ven y eso comporta que duerman 7 horas, si les esperas cuando han salido por la noche (eso lo hago yo pero antes cuando era yo la que salía, el que se quedaba de “guardia” era mi padre) o te vas a dormir “tranquilamente”… son tantas las situaciones que la pareja tiene que tener una buena “lista de ingredientes” a la que acudir en caso de duda…
    L@s hij@s no unen es la pareja la que tiene que conseguir una familia unida.
    Muchas felicidades y mucho ánimo que vosotros podéis conseguirlo!!! Y yo lo veré 🙂
    Un abrazo muy, muy fuerte!!

  6. Aquí una que en diciembre cumplirá 38 años de matrimonio. El secreto? Adoptar como propios los defectos de la pareja. Si tu marido es impuntual, tú, más. Que es gruñón, tú más. Los defectos compartidos unen mucho.

  7. Hola.. Lo mejor para ti y tu pareja..

    Yo voy en mi segundo matrimonio después de 17 años en el primero y la experiencia sí ayuda..

  8. Hola Valentina,

    te felicito por el post. Es genial y a la vez da un poco de yuyu… eso de casarse. Teniendo una seguridad en sí mismo fuerte y robusta podrían superarse esos remordimientos que hablaba Juanjo (aunque reconozco que los he padecido) y bueno, lo de los hijos que dice María P-H… uff!! A mí me da vértigo. No sé hasta qué punto merece la pena pasar por todo eso.

    Me ha llamado la atención eso de que pasásteis del catering y os lo montásteis de otra forma. Me resulta muy curioso, ¿podrías especificar cómo? Te deseo un matrimonio muy muy muy feliz. Como al resto de mortales, yo incluida. 🙂

    Un abrazo y sigue con tu blog. Es muy interesante!! Gracias,

    Bárbara.

  9. Una vez oí a alguien comentar que para que una pareja funcionará eran necesarios cuatro ingredientes: caracteres compatibles, valores compartidos, un proyecto de vida común y química en la relación. Hice algunos intentos con personas que cumplían los tres primeros requisitos y no funcionó. Ahora estoy con una pareja desde hace más de un año con quien tengo una gran química… física, mental y emocional, y soy muy feliz. En cualquier caso, por mi experiencia, lo más importante: una gran generosidad de corazón, que ponga en su sitio a nuestro ego cuando se pone demasiado exigente. Que mañana sea un día extraordinariamente feliz para ti. Un abrazo.

  10. Hola Val,

    primero de todo felicidades por tu boda. Yo no me he casado aunque si que he vivido en pareja y bueno creo que a nivel compromiso es similar. Pero si que te quiero dar un consejo que es fundamental y que muchos aprendemos a base de equivocarnos: cuida la pasión de la relación. No basta con el compromiso y la complicidad, hay que mimar los detalles y no dejar que la pasión se apague nunca. No descuidéis vuestra hoguera.

    Te deseo de corazón que seas muy feliz.

    Un beso,

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close