inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Desafío de consumo: no compres nada nuevo

Buy nothing new month

¿Te acuerdas del mes de no compres nada nuevo? En Octubre del 2011, desde Australia vino el reto de darle un respiro a los hábitos de consumo: los participantes se comprometen a no comprar nada nuevo durante el mes de Octubre.

¿Qué compro, si no puedo comprar?

El reto excluye la comida y los productos de higiene. Además puedes comprar cualquier cosa que sea de segunda mano. O todavía mejor: lo puedes intercambiar o reciclar. Como estamos en pleno cambio de temporada, es el momento perfecto para revisar tu armario, apuntarte a un mercadillo y aprender como aprovechar tu ropa de invierno sin que tu dinero subvencione la “fast fashion”.

Alternativas de consumo

Ha pasado mucho desde el año pasado. Las opciones de consumo alternativo que no tengan cara de “alternativo” se han disparado. Cada vez hay más espacios que invitan al intercambio de ropa, con ropa de calidad. Los talleres de créalo-tu-mismo son cada vez más frecuentes, y lo más importante de todo: parece que la moda del consumo consciente entra poquito a poquito en la conciencia de tus amigos y colegas. Así que este año te será más fácil de participar y anotar todos tus deseos a la lista de los 30 días. Si realmente sigues queriéndolo en Noviembre, siempre tendrás la opción de comprarlo entonces.
Además, muchas cosas las puedes pedir prestadas (libros, herramientas de trabajo, vestido para ir a una boda), si solo lo necesitarás para un tiempo o para una tarea determinada. ¿Para qué comprar, si tu vecino te puede dejar su caja de herramientas durante un fin de semana?

Alternativas al consumo

Aunque quizás no necesites comprar para conseguir la felicidad. Si tu iphone sigue en perfectas condiciones, vale la pena analizar por un momento si realmente quieres cambiarlo por uno completamente nuevo. Ante la duda entre una nueva prenda y conocer las calles de un nuevo barrio en tu ciudad, a lo mejor el paseo por la ciudad te puede dar nuevas ideas. Comprar cosas no es un hobby, ni una actividad lúdica. Si no sabes qué hacer con tu tiempo libre, es hora de buscar alternativas. No se trata de sufrir, sino de frenar un poco en la carrera del día a día para ser consciente de en qué empleas tu tiempo y tu dinero.
Tómate este mes para probarlo. Quizás solo signifique que durante un mes gastes algo menos, pero quizás te des cuenta de que tu felicidad no depende de la frecuencia con la que sacas la tarjeta de crédito.

¿Te apuntas al reto de pasar 31 días en ayunas consumistas para probar una vida con menos cosas?

Una respuesta a Desafío de consumo: no compres nada nuevo

  1. Yo voy a hacerlo, me parece muy divertido, y además se puede conseguir crear.
    el comentario del otro lado, tendria que estar aquí, pero bueno si lo lees, me dices
    que te parece.

    Esta es mi oportunidad, para comprobar, que es posible, tener pocas cosas, y hacerlas
    funcionar.

    un abrazo,
    Ana

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close