inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

No, sin rodeos

dado de la indecisiónLa base del minimalismo es reducir lo que te rodea a lo esencial, quedarte tan solo con las cosas que contribuyen a tu bienestar y deshacerte de lo superfluo. Si puedes hacerlo con las cosas físicas, por qué no intentarlo con tus compromisos?

¿Realmente sabes de quién es la agenda que te guía?

Como mínimo tienes autonomía sobre las horas que no dedicas al trabajo. Y hay muchísimas opciones: salir con los amigos, ir a la reunión del AMPA, ver la tele, cenar con una colega del trabajo. También en tu horario de trabajo puedes decidir a qué reuniones acudir, con quién quedar y cómo organizar tus tareas.

¿Sabes quién decide qué y cuándo hacer estas actividades? ¿Lo decides tú o te dejas llevar por lo que proponen las demás personas?

  • Si tu tiempo libre depende de lo que organizan tus amigos, nunca tendrás una tarde libre para disfrutarla a solas con un libro.
  • Si tus colegas deciden los horarios de tus reuniones, nunca tendrás la calma para terminar aquella propuesta sin interrupciones.
  • Y si nunca propones y siempre sigues, es posible que acabes agotado de tanto movimiento.

Tu calendario es el espejo de tus prioridades

Si te sientes agobiado en tu día a día, pregúntale a tu calendario a qué dedicas todo este tiempo. Tu calendario no te miente. Te dirá exactamente cómo defines tus prioridades. Querías dedicarle más tiempo a tus hijos, pero en tu calendario no figura ninguna actividad con ellos? Parece que no ha sido tan prioritario. Querías volver a estudiar, pero no has dedicado ni una hora a investigar los programas que existen? A lo mejor no es tu prioridad.

Si algo es importante para ti, ponlo en tu calendario. No hagas una nota mental, sino escríbelo literalmente en el calendario virtual o en papel. Te ayudará a no perder de vista estas cosas que te gustan y que querrías hacer más a menudo. Te salvará a la hora de confirmar demasiadas actividades externas. Y te ayudará en la transición hacia un “no” honesto.

No. O SIIIIII!

Para tener más tiempo, tendrás que decir “no” más a menudo. Así como puedes reconquistar el espacio que es tuyo también puedes recuperar el tiempo que te pertenece. Para utilizarlo para las cosas que realmente valen la pena. Rellenar tu calendario con tus prioridades es una forma de facilitarte este “no”, pero no te exime de practicarlo.
No, gracias, no iré a esta reunión de vecinos. Ya tengo otro compromiso.
No, gracias, no voy al cine con vosotros. Ya tengo otro compromiso.
No, gracias, no participaré en esta reunión. Mi presencia no será necesaria.

Esta semana, dile no a todo lo que no te apasione, a todo donde no contribuirías a nada. Haz del “no” tu respuesta automática. Usa tu calendario de escudo si hace falta.
Porque la alternativa al “no” tan solo puede ser un “SI! SI! SI! QUIERO!”, con mayúsculas y desde lo profundo de tu alma. En este caso sí, disfrútalo!

¿Cuándo fue la última vez que dijiste “no” sin rodeos?


Imágen: snigl3t / flickr

6 respuestas a No, sin rodeos

  1. Qué razón tienes!

    Yo hago precisamente esto. Escribo en mi agenda actividades personales y con frecuencia dedico a propósito un día entero para mi pareja.

    Con lo liada que voy y lo que me gusta mi trabajo, si no lo hago estaría perdiendo una parte muy importante en mi vida.

    Uno entra en la vorágine y no se da cuenta.

    No se encuentra tiempo, se hace tiempo.

    Un saludo Valentina

    • Me encanta la idea de todo un día para la pareja! Y para los lectores que no pueden ni librar un día: una cita ciega cada dos semanas con la pareja también puede ser un cambio exhilerante para la relación.

  2. generalmente no aceoto reuniones o invitaciones de un día para el otro, en el trabajo bloqueo mi calendario … en lo extra laboral simplemente digo que no ouedo… ya que diariamente reservo tiempo para realizar las tareas TMI (tareas mas importantes) que si o sí realizo cada día…
    felicitaciones por tu blog…
    y te comento que ya tengo ordenado mi closet 🙂 … wunque no fue difícil ya que soyhombre y tengo poca ropa :-)…

  3. Vale, es muy cierto que uno tiene que poner oficialmente en su “sistema de organización” las cosas que quiere hacer y que son sus prioridades. Lo del Calendario, por ahí no lo lo sigo tanto. Trato de mantener flexibilidad, con lo cual queda cargado en mi lista de tareas para ese período. Si por supuesto necesito hacer algo en un período de tiempo e identifiqué el espacio si bloqueo el calendario.

    Ejemplo, hace un tiempo que me había propuesto hacer ejercicio. Estamos hablando de hacer una caminata de un mínimo de 20 minutos diarios. Lamentablemente, no puedo decirte que disponga de un horario fijo para tomarla. Mi día es muy caótico, y puede impulsivamente dispararse para cualquier lado. Así que tengo una tarea “periódica en mi Outlook” que me hace recordar que tengo que caminar. Debo simplemente marcarla cuando la hago, y al día siguiente aparecerá de nuevo. Y camino tan pronto como encuentro el espacio.

    Muy buena nota.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot
    Ultima Nota:¿Qué quiero de mi sistema de organización?

    • El truco está en ponerlo en tu calendario en retroperspectiva y analizar todo lo que has hecho durante los últimos días. Si te das cuenta que la caminata está en algún punto de tu día a día, perfecto. Si no la has hecho, verás que las prioridades a lo mejor necesitan un re-ajuste. De hecho, igual que en el GTD haces una revisión de lo que ha funcionado en el pasado, vale la pena coger el calendario para mirar el pasado de vez en cuando. Aunque sea para ver lo que funcionó bien.

  4. No estuve anotando mis actividades en agenda de papel en los últimos meses. He cumplido con las citas laborales, anotadas en mi celu. Pero las personales quedaron para algún momento, necesito mirar la agenda más seguido y en papel… Ya tengo mi agenda en papel 2012 y es una buena oportunidad para seguir tus consejos. Gracias!

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close