inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

(Nunca) Es demasiado tarde

El mejor momento para empezar era hace tres años - el segundo mejor momento es hoy.
Es demasiado tarde para cambiar de rumbo. Ahora ya no se puede cambiar nada. Ya no tengo edad para eso. Si tuviera veinte años menos. Si lo hubiera sabido hace 3 meses… ¿conoces estos lamentos? ¿Quizás los has utilizado tu misma en algún u otro momento? Son la expresión de oportunidades perdidas, avances no hechos, cambios no intentados.

Y sobre todo suelen ser mentira.

Salvo ciertas excepciones biológicas (tener hijos, desarrollar el oído natural) tu edad raramente tiene relevancia en el momento de emprender un camino. No es tu edad o tu falta de experiencia que te impide avanzar: son tus prisas y la tendencia natural de tu cerebro de preferir lo fácil frente al lo que necesita mucha dedicación.

Un cambio de paradigmas: nada dura para siempre

Mi madre trabajó en la misma empresa desde que salió de la universidad hasta su jubilación. Era lo que se denominaba un “trabajo estable”, y era lo que ella y muchos de su generación deseaban para sus hijos. Crecimos con la expectativa que nos esperaba un solo trabajo (de preferencia en la misma empresa), o, como mínimo una carrera fácil de explicar. Si te formaste como abogado, ibas a ser abogado – para siempre. Si naciste en Bilbao te ibas a quedar en Bilbao – para siempre.

Y un día te diste cuenta de que el mundo ya no funciona así, para bien o para mal. El mercado laboral es más movedizo que nunca, el 50% de los matrimonios se divorcian (y muchos vuelven a casarse), comprar una casa en tu pueblo significa que probablemente la alquilarás en algún momento porque te ves obligada (o inspirada) a cambiar de entorno.

O quizás simplemente te has aburrido de ser contable y ahora quieres ser historiadora.

Enfrentarse a los cambios da miedo. Y al mismo tiempo te ofrece una oportunidad única – de forma continua: nunca es demasiado tarde. Si hoy quieres cambiar de rumbo, es tu decisión.

El segundo mejor momento para empezar es hoy

El mejor momento para empezar el blog acerca de tu hobby era hace tres años. El segundo mejor momento es hoy para que dentro de tres años tengas el recorrido que te falta hoy.

El mejor momento para aprender inglés era cuando tenías seis años. El segundo momento es hoy. Matriculate en una escuela o en las páginas indicadas online y atrévete a hablar.

El mejor momento para conocer el amor de tu vida era hace 10 años. El segundo mejor momento para experimentar con el online dating es hoy. Quizás encuentras a alguien, quizás no. Eso sí, te podrás divertir un montón.

El mejor momento de vivir en otro país era durante tus estudios de la universidad. El segundo mejor momento para empezar tu planificación es hoy. Decide a donde quieres ir y busca soluciones en vez de razones que lo impidan.

¿Dónde necesitas un segundo mejor momento?

Una respuesta a (Nunca) Es demasiado tarde

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close