inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

¿Por qué tanta urgencia a la hora de comprar?

Todavía duran las rebajas de verano. A pesar del calor sofocante (o quizás gracias al aire acondicionado de las tiendas?) los centros comerciales están llenos de personas en busca de la oferta perfecta. Desde luego, esta perfección es difusa, siendo una mezcla de precio rebajado y noción de carencia del momento.

Con el fin de las rebajas se cerrarán todas las tiendas. Para siempre.

Las rebajas consiguen crear una urgencia impresionante. Si no vas hoy, todas las prendas de tu talla se habrán vendido. Te quedan solo dos fines de semana. Imagina lo que te estás perdiendo si no vas de rebajas hoy. ¿Será que en el mundo post-rebajas ya no habrá ni una tienda abierta? ¿O quizás se quedarán sin stock y tendrás que ver las estanterías vacías el resto del año?

Después de las rebajas todos los precios subirán. Hasta el infinito.

Se supone que durante las rebajas puedes comprar a mejor precio que durante el resto del año. Las tiendas te ofrecen descuentos de entre 10% y 70%. Si necesitas algo, puede ser una buena opción esperar a que lleguen las rebajas. En todos los otros casos, estás pagando de más , ya que comparado con no comprar, el artículo rebajado siempre te saldrá más caro. Te has gastado cuarenta Euros, aunque intentes convencerte de que te has ahorrado siete.
Además te puedo contar un secreto: si a los dos meses de las rebajas te das cuenta de que sí que necesitas una nueva prenda, es muy probable que encuentres algo que te gusta a un precio razonable, a pesar de no estar en época de rebajas.

Ese producto combina perfectamente con algo que tengo. Creo.

Muchas compras que hacemos durante las rebajas son compras impulsivas. Como el precio era tan bueno y las amigas apoyaron la decisión, ha llegado una nueva falda a la colección del armario. Como el color no combina muy bien con lo que ya tienes, el estilo es algo diferente a lo que te sienta bien, o el tacto no es tan agradable como esperabas , y la prenda se queda ahí. Guardada, olvidada y ocupando espacio sin ser utilizada por nadie.

Antes de ir a las rebajas: definición, combinación, comparación

No significa que no puedas ir de rebajas. Puede ser la solución perfecta para actualizar tu armario o tu casa, si tienes en cuenta las tres preguntas cruciales:

  • ¿Qué es lo que necesito exactamente?
  • ¿Qué requerimientos tiene que cumplir (colores, especificaciones técnicas, compatibilidad con lo que ya tienes)?
  • ¿Cuánto estoy dispuesto a gastar, independientemente de que esté rebajado?

Utiliza estas preguntas para darle una pizca de pragmatismo a tus rebajas. Y si quieres más inspiración, descárgate el manual de las rebajas minimalistas.


Imagen: felixbernet / flickr

Una respuesta a ¿Por qué tanta urgencia a la hora de comprar?

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close