inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Quiero encontrar mi pasión

La búsqueda de la pasión es una yincana.

La pasión está de moda. La teoría es que sin pasión tu vida no tiene sentido y es un mero trámite. Tienes que descubrir tu pasión para que todo cobre sentido, para dejar tu trabajo y convertirte en millonario, para vivir una vida contenta, apasionante y desde luego sin el aburrimiento ni los agobios del día a día.

Los resultados no caen del cielo… ni la pasión tampoco

Curiosamente, el deseo de encontrar la pasión raramente se traduce en acciones o actividades (más allá de leer sobre el tema). Dice la leyenda que un día la reconocerás, como un rayo que cae del cielo iluminando tu existencia y resolviendo todas tus dudas. A partir de este día empezarás a vivir de verdad, porque ya sabes cuál es tu pasión. Mientras tanto, lo más sensato es esperar y no desperdiciar tus energías.

¿En serio? ¿Hasta cuando piensas esperar a tu pasión? ¿Realmente quieres darte cuente a los 87 años de que esperar el sentido de tu vida te ha hecho pasar una vida sin sentido? Si a la pasión hay que encontrarla, eso significa que tendrás que buscarla. Es una búsqueda activa, no una espera pasiva a que el universo se manifieste.

Lo que no te cuentan sobre la pasión

Esta búsqueda de tu pasión no puede ser exclusiva, al igual que tu pasión no será exclusiva. Este detalle se escapa a muchos escritos sobre la pasión. Resulta que de alguna forma tendrás que compaginar tu pasión con tareas tan poco apasionantes como llevar el coche al mecánico, limpiar la casa, recoger los niños del colegio y llevar la contabilidad de tu pasión (si la quieres convertir en tu medio de vida).

Además, la propia pasión no siempre hace mucha gracia. La violinista apasionada se desespera al repetir una y otra vez la misma escala sin conseguir aquel sonido perfecto. La profesora de yoga apasionada tiene que aprender de marketing para conseguir suficiente clientes para sus negocios. La contable apasionada se da cuenta que tendrá que volver al 1996 para arreglar la contabilidad de su ONG.

La pasión puede darle sentido a tu vida. Sin embargo, no es la única forma de vivir tu vida de forma plena y de acuerdo con tus valores. Al igual que cualquier objetivo, la pasión también genera un montón de tareas, porque para vivir tu pasión tendrás que ser muy buena en este ámbito. No hace falta que esperes a la pasión para aprender y cambiar. Puedes empezar cuando tu quieres.

Con o sin pasión, la responsable de tu vida eres tú

Tu vida es tuya y por lo tanto: tú decides como diseñarla. Puedes tener un sólo enfoque para tus energías (“tu pasión”) como tu trabajo, tu ONG, tus barrio, una causa social, un problema en tu entorno. O puedes hacer pequeños cambios en tu día a día para acercarte un poco más a lo que podría convertirse en tu pasión.

Los cambios más duraderos suelen ser aquellos que has introducido poco a poco, así que a lo mejor encontrar tu pasión no es un rayo que cae del cielo sino una yincana que pasa por muchas estaciones diferentes para que puedas adquirir aquellas habilidades que necesitarás para reconocerla. Y quién sabe, a lo mejor buscando tu pasión la encuentras. Como mínimo habrás pasado una vida divertida y con más sentido que el de esperar un rayo del universo que te ilumine.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close