inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Como los regalos se convierten en emociones

No eres responsable por las emociones de los demás.

A estas alturas probablemente ya tienes todos tus regalos o, has decidido (ojalá en armonía on los demás implicados) alguna alternativa. Las alternativa escogida depende mucho del valor sentimental que cada uno le da a los regalos – y este valor sentimental puede ser muy diferente, cómo se puede apreciar en esta pregunta de Juana:

“¿Qué opinas sobre dar un regalo que el otro dice exactamente que es? ¿No te parece que es mejor que se lo compre él y le das algo que te haga ilusión buscar para él?”

En la vida real, el intercambio de regalos fácilmente se puede convertir en un dilema – lo que explica por qué muchas discusiones navideñas se dan a causa de los regalos. En realidad no se trata de los regalos, sino del valor sentimental que cada uno de da a este tipo de interacción social, que además en estas fechas no es del todo voluntaria.

¿Que valor le das a los regalos? ¿Y tu pareja / madre / hijo / suegra?

El regalo de navidad es una compra delegada

Cada año el mismo drama. En realidad Mario no quiere lidiar con los regalos. Sí, le gusta sorprender su mujer de vez en cuando. Pero esta obligación absurda de dar algo en una fecha concreta que además está lleno de otras actividades le estresa. Además, ni su mujer ni su hermano consiguen acertar sus preferencias, así que prefiere ir por la vía segura: para evitar malentendimientos le dice a cada uno exactamente lo que quiere. Si hace falta hasta les manda el enlace para que lo puedan mandar en amazon (a su hermano le encanta esta solución).

Así en Navidades todos pueden jugar al intercambio de regalos y no habrá dramas emocionales por regalos “equivocados”. Es una pena que su mujer no sepa lo que quiere ella, con el tiempo que él se podría ahorrar.

El regalo de navidad es una muestra de amor.

Mientras tanto Sharon vuelve de otra salida caza-regalos con su mejor amiga. Desde hace semanas que está buscando el regalo perfecto para cada uno de las personas significativas en su entorno. Para ella, cada regalo es una muestra de afecto por todo el tiempo que dedica a la selección cuidadosa. Cada regalo es único, personalizado y será una sorpresa para la persona que lo recibe – que es la lógica de los regalos en su mundo.

Es una pena que su marido se niega a colaborar con el espíritu navideño y vive preguntándole por lo que quiere. Imagínate, ¡le mandó el enlace para su propio regalo, como si fuera simplemente una cosa más en la lista de compras! Además pregunta cada dos por tres sobre lo que ella quiere – a veces Sharon tienen sus dudas sobre si Mario realmente la ama tanto como dice si ni siquiera quiere sorprenderle con un regalo personal.

¿Y si no se tratara de los regalos?

Muchas de las discusiones navideñas son resultado de expectativas alrededor de los regalos, expectativas que nunca se han hecho públicas. Es probable que en tu propia familia hay una filosofía en común. En el momento en el que te juntas con otra persona probablemente te enfrentarás una filosofía distinta a la tuya – distinta no significa ni peor ni mejor, pero sí diferente.

Hay familias que demuestran su amor a través de los regalos de navidad, otras familias prefieren concentrar los regalos en los cumpleaños o han decidido no intercambiar regalos. Hay personas que les encanta recibir sorpresas y otras que sienten un miedo enorme de que la sorpresa no les vaya a gustar – por lo que prefieren pedir algo en concreto. Hay muchas de emociones relacionados con el hecho de dar o recibir regalos (incluyendo cuestiones sobre cuánto te cuesta dar y / o recibir) y estas emociones son a cargo de la persona que las experimenta. ¡No son tu responsabilidad!

Estas navidades, recuerda lo siguiente:

1) Tu no eres responsable por las emociones de los demás.
2) Al igual que tu, los demás están haciendo lo mejor que pueden.

Así que con o sin regalo: disfruta de las fiestas, de las reuniones familiares (aunque sean por skype) y no te olvides de reservar un poquito de tiempo para ti.

4 respuestas a Como los regalos se convierten en emociones

  1. Es curioso… Si los niños escriben su “carta a los Reyes Magos” ¿porque los mayores no podemos?
    Nosotros si escribimos nuestras cartas. Y eso nos libra de otro “objeto atrapapolvo”. Estamos encantados.
    ¡Felices Fiestas!

  2. Considero que si es importante involucrar las emociones al momento de escoger un regalo, pues esta implícito que generalmente lo que te mueve para tomar la decisión de comprarlo es un sentimiento: amor, amistad, familia. Y cuanto mas importante para dar un regalo hay considerar tomarnos el tiempo en algún momento de escuchar a la persona a la cual le queremos obsequiar, pues un regalo no solo es eso , es cumplir un sueño, provocar una emoción de alegría y satisfacción en la persona a la que vamos a regalar y entonces nosotros también recibimos un regala de retribución por el mismo, lo cual significa que valió la pena el tiempo, la dedicación y el sentimiento que involucramos en la búsqueda. De lo contrario que razón y que valor tendría un regalo.
    Y claro que somos responsables de las emociones de los demás por que entonces quien nos considerara a nosotros cuando estemos tristes o alegres. Que pasa cuando tu día esta fatal y alguien sin saberlo te da una sonrisa o te muestra un poco de consideración y entonces hace que ese momento cambie tu perspectiva.

    • Hola Estrellita,
      Es genial que sabes que para ti es importante involucrar las emociones al momento de escoger un regalo. Ahora, este es tu punto de vista. ¿Qué haces cuando tu pareja, un amigo, tu hermano no tienen la misma idea al respeto? ¿Qué pasa si no les interesa lo de los regalos, si prefieren mostrar su cariño de otra forma, si no tienen tiempo ni ganas de buscar algo? No les puedes obligar de pensar como tu, al igual que no puedes obligarles a preferir el azul en vez del verde. Saber que otros pueden valorar la misma situación de otra forma es la clave para no frustrarse a si mismo. Nada impide que tu sigas buscando regalos con significado y valor emocional. Al mismo tiempo te dará la libertad de aceptar que la otra persona a lo mejor piense diferente, sin que esto cuestione sus sentimientos hacia ti.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close