inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Aprendiendo de ti misma: la revisión mensual

6 apuntes para no olvidar lo que hico especial este mes - la revisión mensual

¿Recuerdas tu última revisión anual? Los intentos de recordar todo lo que pasó en los anteriores 12 meses, la agonía de descifrar las anotaciones de la agenda en papel o de entender las abreviaturas de un solo uso que encuentras en tu agenda virtual (“PT con DL en marzo”???). Sacar conclusiones válidas de un tiempo tan prolongado cuesta – y a veces cuesta tanto que lo acabas dejando para otro día (o sea: nunca).

¿Por qué te cuento esto en abril? Porque hoy (o a cada final de mes) es un buen momento para empezar con tu revisión mensual. No tardarás mucho y al final del año únicamente tendrás que revisar doce entradas – mucho más fácil que pelearte con tu agenda, los extractos de la tarjeta de crédito y tu diario personal.

Ideas para tu revisión mensual

El objetivo es muy simple: recordar lo que has aprendido, los proyectos que has avanzado, los retos que has conseguido (o no) y otros eventos importantes en un único lugar.

El soporte es una decisión muy personal: una libreta especial, un blog personal o un boletín (si quieres recibir mi revisión, asegúrate de estar suscrita a las Inquietudes Minimalistas).

El tiempo que le dedicas a la revisión depende de ti. 10 minutos pueden ser suficientes para hacer una reflexión rápida sobre lo más memorable del mes. Aunque nada te impide de escribir un análisis exhaustivo de tu día a día.

Lo importante es buscar un formato que no te cuesta, para reducir al máximo la discusión con tu cerebro de que esto no es para ti.

¿Te gustan las listas? Elabora una lista con “las 10 cosas que he aprendido este mes” y punto.
¿Te identificas con las fotografías? Revisa tu carpeta de este mes y escoge las tres fotografías que mejor resumen lo que ha pasado.
¿Eres escritora? Convierte tus recuerdos en un texto o un cuento.
¿Tienes miedo de olvidarte de algo? Define un par de preguntas que responderás cada mes. Aunque te vayas por las ramas, las preguntas te permitirán volver a lo importante.

Las reglas las haces tu.

Ideas para empezar

A veces lo más difícil es empezar, así que te dejo los apuntes que me ayudan a arrancar y desafiar la página en blanco.

  • Proyectos y eventos que han marcado este mes
  • Avances y aprendizajes a nivel de desarrollo personal
  • Dedicación a tu salud / bienestar
  • Aprendizajes – de libros, cursos y de la vida real
  • Compras (y ventas) importantes / interesantes
  • Planes y aspiraciones para el mes que viene

A partir del segundo mes puedes revisar las planes y aspiraciones que tenías para verificar si estás cumpliendo con tus propias exigencias. Y ya que estás, revisa tu lista de tareas y borra todas aquellas que ya no tienen relevancia.

Revisa y triunfa

La revisión tiene varias ventajas: te permite hacer un seguimiento mucho más real de lo que estás consiguiendo cada mes. Te ayuda a detectar opciones de mejora y tus propias prioridades. No tienes que esperarte al 1 de enero para cambiar algo en tu vida – cada 1 del mes es una buena oportunidad de corregir el curso y seguir adelante con firmeza.

Y cuando llega el próximo fin de año basta con leer estos 12 resúmenes para tener una visión clara de lo que ha pasado – y hacia dónde quieres ir.

¿Cuál es tu formato preferido para la revisión mensual?

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close