inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Para tener éxito necesitas un sistema

Pacco sin ganas de levantarseHoy me he levantado a las 6:40. Considerando mi reto del mes, esto es super tarde. No tengo la excusa del cansancio, porque ayer estuve en la cama bastante temprano. Tampoco es que no hubiera escuchado el alarma. El móvil estaba a mi lado. Fue demasiado fácil apargarlo.

Cama calientita 1 – Fuerza de voluntad 0

Realmente quiero levantarme temprano para meditar. Tiene un impacto tan positivo sobre mi día que sé que vale la pena. Estos cinco a 30 minutos son mías y los disfruto mucho. Aunque aquí en la cama tampoco se está mal…

A diferencia de otros días, hoy puedo alcanzar el móvil sin moverme de la cama. Mi fuerza de voluntad protesta por un momento antes de sucumbir a la agradable sensación de la cama calientita. Total, no tengo nada urgente esta mañana. Ya meditaré cuando me levante.

Tu fuerza de voluntad necesita un aliado

No basta con querer hacer algo. En estos momentos la fuerza de voluntad no existe. Para tener éxito necesitas un sistema que te facilite llegar a la meta: un aliado que le ayude a tu fuerza de voluntad cuándo tú estás cansada, agotada o simplemente no te acuerdas. La decisión de cambiar ya la has tomado, ¿para qué vas a cuestionarte a ti misma – otra vez? Busca un sistema que te ayude a eliminar los momentos de discusión interna para utilizar esta energía para lo que venías a hacer, como levantarte por ejemplo.

Mañana volveré a dejar el móvil en la sala. La tentación de quedarse en la cama desvanece rápidamente escuchando el alarma fuera de mi alcance inmediato. Y una vez que estoy en pie mi fuerza de voluntad está lista para seguir con el reto.

¿Cuál es tu reto del més? ¿Cómo te va? ¿Utilizas algún sistema, algun truco para facilitarte el reto?

12 respuestas a Para tener éxito necesitas un sistema

  1. Mi reto del mes es el de los 21 días sin quejas…de momento sólo he llegado a 1 día!. Reconozco que este “fracaso” está empezando a desmotivarme, tanto es así que me he planteado un cambio de enunciado a “7 días sin quejas”…

    Pero mientras siga ahí mi pulsera (el truco o sistema), me recuerda lo que estoy haciendo, aunque hay días que ya desde por la mañana se chafa el reto…pero sabiendo conscientemente que lo he chafado!!!!.

    Gracias Valentina!!!!

    • De nada Victoria! Es un honor que te hayas encantado por este reto. Yo lo hago desde Octubre y mi máximo han sido cuatro días. Y eso que he mejorado mucho, me quejo muchísimo menos. Así que con 1 día ya vas de maravilla! Además, no importa si tardas 1 año o 10 años en conseguirlo: la gracia está en el camino 🙂

  2. Hola, la verdad que sigo tus post. Quisiera comentarte algo, sé que lo haces a conciencia, pero cuando escribís te diriges solo a mujeres, y bueno, me siento un poco ignorado (ejem). Saludos!!!

    • Es el femenino genérico, te incluye a ti también. Sería demasiado complicado siempre poner los dos géneros, así que utilizo el más común entre las lectoras 🙂

  3. Je je, Hugo. Todas las mujeres llevamos años sintiéndonos ignoradas cuando todas las publicaciones utilizan el genérico masculino y parece que sólo se dirigen a hombres. 😉

  4. Yo creo que no es una cuestión de fuerza de voluntad sino de motivación y para ello necesitas refuerzos positivos. Poniendo el teléfono en otra habitación no creas hábito sino más bien una obligación que tiene una connotación negativa.
    Te explico mi método.
    – La noche antes haces un trabajo de mentalización. Te tienes que decir a ti misma con entusiasmo y en voz alta tu intención (también vale decírselo a la persona con la que convives) “mañana me levantaré a las 6.30 para meditar”.
    Antes de quedarte dormida tienes que visualizar lo bien que te encuentras después de haber meditado.
    Cuando te despiertes, si tienes snooze no lo utilices más de una vez y no dejes que la mente empieza a boicotearte, solo debes recordar la visualización del día anterior.
    Te garantizo que después de un tiempo se implanta el hábito y notarás que te despiertas sin necesidad de despertador y con la mente despejada.
    Saludos

    • Hola Ana,
      Gracias por tu comentario. La motivación sin duda ayuda mucho para empezar. Sin embargo para sostener un cambio a largo plazo hace falta más que solo motivación. Y lo digo por una cuestión más bien práctica: prefiero poder levantarme sin pensarlo mucho y después invertir toda mi energía motivadora en otros proyectos. Así que con un sistema bien puesto me ahorro todas las conversas internas y simplemente me levanto. Recuerda que el problema para mi no es despertarme: suelo estar despierta bastante antes del alarma. Mi batalla es con mi pereza. Así que intento hacer de mi pereza mi aliado. Lo preparo todo de forma que esa fácil y agradable levantarme (cojín suavecito y chaquetita calientita esperándome en la sala)… y así despisto a mi pereza y me voy a meditar 🙂

  5. Hola!
    Yo para marzo me puse como reto el de no enfadarme. Y como ya ham dicho por ahi, hay dias que desde primeriaima hora ya estoy cambiandome el anillo (me resulta mas comodo que la pulsera). El caso es q estamos en plena crisis matrimonial, y los problemas …..
    Crei q el reto me ayudaria, y sin duda me frena y tomo conciencia de cuando se me va de las manos, pero no lo veo venir, el enfado es como el fuego, que como no se controle a tiempo, abrasa todo lo que se le cruce.
    No se quiza seria mejor cambiar para abril a otro reto, o piensas q debo continuar con este reto hasta q lo supere,¿ppr que 2 ya serian muchos? O podria llegar incluso a tres?

    • Hola Lourdes,
      Gracias por tu comentario tan personal. A lo mejor tu reto será no enfadarte antes de las 4. O conseguir dos días sin enfado, nada más. Eso son horizontes personales más fáciles de manejar. Aunque, si retrocedemos un paso más, el verdadero reto es observar cuando te enfadas y anotar en algún lugar la razón del enfado. Observa a ti misma como el fuego te arrasa. No reacciones, simplemente observa. El enfado es tu objeto de estudios, así que en realidad te está haciendo un favor de venir, porque te dará la oportunidad de analizarlo.
      Y quién sabe, quizás al detectar la fuente del enfado, podrás cambiar el sistema que lo genera.

  6. Me parece una reflexión muy interesante! A mí me suele pasar eso con la alarma del móvil… Que la paro y entonces empiezo a pensar si levantarme o no. Lo malo es que si la pongo fuera de mi alcance y me levanto de sopetón me mareo mucho. Suelo poner la alarma, pararla y a los 5 minutos vuelve a sonar y entonces sí me levanto.

    • ¡Enhorabuena! Si te funciona con el intervalo a 5 min genial. Yo suelo ya estar despierta, y me da pereza levantarme. Es que la cama es taaaaan cómoda…

  7. También apliqué la técnica de poner la alarma lejos de mi alcance, pero terminé yendo hasta ella para apagarla y regresar a la cama. No logro ser disciplinada :S

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close