inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Teoría: La felicidad requiere atención constante

Tu felicidad depende de varios factores, en algunos de ellos puedes influir y otros están predeterminados por tu genética. En términos prácticos eso significa que tienes un nivel básico de felicidad (o bienestar objetivo) al que siempre volverás, para bien o para mal. Con un poco de dedicación puedes utilizar este punto de partida para aumentar tu índice personal de felicidad.

Ya te acostumbrarás: adaptación hedonista

La adaptación hedonista es la capacidad de los seres humanos de adaptarse rápidamente a nuevas situaciones. En el caso de las noticias o los acontecimientos negativos, es un mecanismo que te ayuda a seguir con tu vida independientemente de lo que ocurra. De esta forma los supervivientes de desastres naturales al cabo de un año están recuperados del shock, a pesar de haber perdido seres queridos y pertenencias.

Lo que es una capacidad muy útil para lidiar con circunstancias negativas, se convierte en una desventaja cuando se trata de tu felicidad. Cualquier novedad, por positiva que sea, con el tiempo pierde su atractivo. El aumento del salario, el nuevo ordenador, el título de la universidad, y hasta ganar la lotería: al cabo de poco tiempo serás igual de feliz que antes. Confiando en la inercia, siempre volverás a tu nivel básico de la felicidad. Además, no podrás conseguir el mismo nivel de felicidad con la misma acción: esta es la clave para entender la cultura del consumo compulsivo. Cada nuevo producto tiene que ser más grande, más chulo y más caro que el anterior para poder satisfacer una búsqueda de una felicidad permanente e hipotética.

La felicidad se elige: el valor de lo mundano

La adaptación hedonista no se puede evitar por completo. Es un proceso automático de tu mente que no podrás apagar. Los estoicos griegos (mis grandes maestros del minimalismo filosófico) encontraron una idea sencilla para ralentizar este efecto: contemplar la pérdida de la cosa o la persona en cuestión ayuda a valorar la relación que tienes con él.

El quid de la cuestión es detectar suficiente fuentes de felicidad para que no te puedas adaptar. Aunque tu mente no podrá evitar la adaptación hedonista por completo, tienes la opción de fijarte en diferentes aspectos de lo que te hace disfrutar. El ejercicio de “Cosas que me hacen feliz” en twitter y facebook muestra la variedad de lo que significa ser feliz. Y permitirme estos 2 minutos para detectar las cosas que me ponen de buen humor es un poderoso antídoto contra el vaivén del día a día.

Decídete a ser feliz. Y compártelo

Es la atención y los pequeños gestos lo que más cuenta: sonreírte a ti misma por las mañanas. Disfrutar del sol que entra por tu ventana. Saborear un café con cada rincón de tu boca (cuándo fue la última vez que realmente saboreaste el café?). Dejar una flor encima de la mesa de la recepcionista. Si tú eres más feliz, lo serán los que te rodean. Y si los que te rodean tienen una actitud más más positiva, eso tendrá un impacto positivo en ti.
¿Qué te hace feliz?

10 respuestas a Teoría: La felicidad requiere atención constante

  1. Estoy totalmente de acuerdo. Para ser feliz hay que disfrutar de las pequeñas cosas, y que éstas nos den ánimos y energía para enfrentarnos a las dificultades.

    Hasta un rayo de sol calentándonos la espalda puede motivarnos 🙂

    Un abrazo!

    • Y mucho! Sobre todo después de un invierno tan frio como este año. Yo me tomo los rayos de sol como si fueran agua en el desierto, saborando cada gotita.

  2. Hace meses que leo tus publicaciones, sin embargo es en esta en la que me siento más identificada. Los días traen acontecimientos que hacen que nuestras felicidad se tambalee, y solo nosostros mismos tenemos la libertad de hacerlos enriquecedores por duros que sean. La felicidad no solo es hacer lo que uno quiere es saber adaptarse, pero también darnos cuenta de que a esta vida no se viene a sufrir sino a disfrutarla, y el planificar pequeños placeres, siempre es la mejor opción. Feliz semana

    • Gracias Annemarie por acompañarme en este viaje. Me da muchísima alegría (vamos, felicidad) saber que hay tanta gente que no solo lee, sino también aplica algunas de las ideas que comparto. Si cada uno se fija un poco más en como ser feliz… el mundo será un lugar más alegre.

  3. Hola Valentina, desde hace tiempo que sigo lo que escribes y sencillamente me ENCANTA, muchos de los escritos han sido una guia inspiradora pera desarrollar muchos aspectos de mi vida. Uno de los ejercicios que suelo aplicar es el que va relacionado con “las cosas que me hacen feliz” y quiero contarte que asi como tome tu idea y la comparti en el facebook algunas de laspersonas que conozco tambien ya lo hacen y es maravilloso saber que gente como tu, comparten una filosofia de vida que lo unico que pretende es que todos ENCONTREMOS LA FELICIDAD EN LAS PEQUEÑAS GRANDES COSAS DE LA VIDA. Un abrazo y muchas GRACIAS.

    • Gracias a ti por compartirlo con más y más gente. Todos juntos podemos crear un mini movimiento de felicidad. Cada uno a su manera.

  4. ¡Hola Vale, muchas gracias por este hermoso artículo, tienes mucha razón en lo que comentas y en los consejos que das, si me lo permites voy a tomar la imagen y algunas palabras en un artículo que voy a realizar sobre el proceso de la adaptación, espero tu respuesta. ¡Saludos!

    • Claro que si! Gracias por avisar. Si necesitas que te envíe el contenido, mándame un mensaje (ya que no podrás copiar directamente del sitio).

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close