inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

¡No me cuentes tus historias de terror!

truco de convivencia

Estoy embarazada y se nota. Se nota tanto, que hasta personas casi desconocidas en la calle me felicitan para acto seguido contarme del parte horrible de 36 horas de la hermana de un amigo del vecino suyo. La información de que estoy esperando gemelos desata todo tipo de historias de terror: desde lo horrible que me sentiré en el tercer trimestre pasando por descripciones gráficas de partos prematuros, cortes, cesarías hasta el pésame porque no dormiré hasta el 2018.

No importa que ninguno de estos dramaturgos haya parido gemelos ni conozca a alguien cercano que los hayas tenido. Todos coinciden de que un embarazo de gemelos es su invitación personal a confirmarme que una y otra vez que lo voy a pasar ¡FATAL!

El morbo de los dramas ajenos

Imagino que estos comentaristas han visto demasiadas series de hospitales. Quizás su vida es demasiado aburrida y necesitan una distracción. Y seguramente que en ningún momento se han puesto a pensar qué efecto tendrán sus descripciones coloridas (y doloridas) sobre mi, la que supuestamente sufrirá todas aquellas aflicciones en su propia carne. En su mente yo soy la pantalla sobre la que se puede proyectar todo tipo de drama, compartiendo la emoción con “la protagonista”, mientras ellos mismos corren cero riesgo.

Mi embarazo me ha convertido en la atracción principal de un parque temático para los aficionados del terror y mi único remedio es o ignorarlos o confrontarlos directamente con la pregunta del millón: ¿Qué pretendes?

¿Te gusta la idea de que voy a sufrir?

Hay días que estoy más benévola que otros y lo dejo pasar. También hay días que estoy harta de que todos tienen una opinión sobre cómo, cuándo y dónde será (o debería ser) mi parto, complicaciones incluidas. Así que pregunto directamente: ¿Que pretendes conseguir con tus historias? ¿Quieres generarme ansiedad? ¿Te gusta imaginarte que voy a sufrir? ¿De qué te sirve concentrar todas tus energías en el resultado más negativo posible para mi?

Sé que no hay respuesta, tampoco no la exijo. Lo que espero en el fondo es que la persona empiece a pensar antes de hablar, que tome en cuenta que sus palabras tienen efectos y que el catastrofismo, por emocionante que sea, puede contagiar y envenenar.

No tengas duda, estoy muy consciente de que dentro de unos meses voy a parir y sin duda tengo mis preocupaciones personales. Conozco todas las estadísticas de cesarías del sistema de salud español, estoy consciente de todos los riesgos inherentes de un embarazo gemelar y mi cabeza incluye una enciclopedia de estrategias e información científica para antes, durante y después del parto. Son emociones normales, y sobre todo muy personales. Estas emociones, miedos y esperanzas las comparto con mi pareja, no con el guionista de terror de turno.

[Además, a partir de Septiembre contaré con el apoyo de Lorena Moncholi que que me enseñará a crear el plan de parto desde un punto de vista jurídico para poder navegar la experiencia de parir en un país que no es el mío con el máximo de información posible.]

Si no puedes aportar algo positivo… ¡cállate y sonríe!

Estas interacciones me están enseñando algo importante: evaluar mis pensamientos antes de lanzarlas al mundo. Parecido con el ejercicio de los 21 días sin quejas, ahora estoy haciendo un esfuerzo consciente de no cometer el mismos error que tanto critíco en los que comentan mi embarazo.

No participaré en las discusiones de lo mal que mi hermano lo pasará cuando su esclerosis múltiple se empeora. Permitiré que mi amiga tome sus propias decisiones en relación a su hábito de fumar para celebrar sus éxitos, sin interferir con historias de cancer de pulmón. En los cumpleaños felicitaré al cumpleañero sin previsiones de cuántos años le quedan por vivir ni deseos de que “ojalá este año sea mejor que el anterior”.

Y si no tengo nada positivo que aportar, me callaré.


Imagen original por Autumn Mott

15 respuestas a ¡No me cuentes tus historias de terror!

  1. Por si te sirve de algo, mis gemelos tienen hoy 23 años. Los tuve en 25 minutos y sin problemas. No voy a decirte que todo ha sido sencillo, pero si lo miramos por el lado positivo me he ahorrado un montón de dinero en gimnasio. Te mantienen en forma! Enhorabuena y procura disfrutar todo el proceso. Un abrazo

  2. Valentina,

    Lo vas a pasar bomba! toda la información que suceda durante tu parto será un deleite para tu cabecita analítica, sin duda el embarazo y parto es una de las experiencias más interesantes que un ser humano pueda experimentar.

    Yo tengo hermanos gemelos y me dan una envidia 🙂

  3. hey, Valentina! cómo me alegré cuando escribiste qué vas a ser mamá (enhorabuena por cierto, y no hagas caso de las historias de terror..todas las hemos sufrido y todo sale bien)..
    Aparte de por la experiencia personal que será para ti, me alegré porque ahora podrás aportar tu experiencia y consejos minimalistas como mamá. Yo tengo un bebé de un año y he visto que mantener un hábito, planificarse y no acumular cosas es muy difícil con un bebé…
    Quieres mantener el hábito de levantarse temprano y tu bebé te ha despertado cada dos horas..
    Quieres seguir manteniendo el armario de la entrada vacío y te han regalado tres veces una silla de baño…
    Navidades, cumpleaños, visita de la madrina …regalos por doquier.
    Por supuesto que en algunas cosas encontrado solución, muchas veces gracias a ideas minimalistas. Por otra parte la gente también dice que es temporal (ya dormirá, ya deja de jugar con esas cosas,será mayor y pasa de todo etc, etc)…sin embargo, un hijo es para toda la vida, así que si no es una cosa será otra.
    De verdad que estoy deseando escuchar tu experiencia. Un abrazo y feliz maternidad!

  4. Como siempre que te leo, Valentina, me encanta, y especialmente este último. Qué manía más generalizada la de hablar de hechos terribles… Parece como si fuera obligatorio hablar y dar opinión, pero si al menos lo que se dijese fuese describir lo alegre o positivo de cada circunstancia! Enfin, que enhorabuena de nuevo por tu embarazo, seguro que todo irá bien y la experiencia de la maternidad
    servirá para mayor crecimiento tuyo y de rebote para los que disfrutamos del lujo de leerte.
    Un abrazo!!!

  5. Enhorabuena !!!
    Cuando yo estaba embarazada. tambíén todo el mundo te explicaba cosas terribles, pero nadie te explicaba cosas buenas.
    Así que, ni caso y disfrútalo.
    Un abrazo.

  6. Hola! como sugerencia una técnica que acabo de aprender para enfrentar comentarios o quejas negativas: en tú mente su piensa lo contrario de lo que están diciendo: “yo tendrè un parto tranquilo”, “mis bebès y yo dormiremos tranquilamente”, …etc. Saludos.

  7. Tu experiencia en el embarazo y el parto será única, personal e irrepetible y siempre, siempre maravillosa. Disfruta de cada día, de cada momento, de cada sensación. Que los miedos de otros no te estropeen uno de los momentos más mágicos de la vida: la gestación y el parto de tus hijos.

  8. Hola Valentina, finalmente me he decidido y he montado un blog para mamis minimalistas, en vez de supermami prefiero aspirar a minimami 😉
    Esperó que compartamos pronto ideas en esta nueva faceta de la vida.
    Si quieres echar un vistazo el blog se llama MiniMamiS

    minimamis.blogspot.es

    Un abrazo

  9. Qué recuerdos me traes! Y es que acabé hasta las narices durante mi embarazo gemelar del “oh, du, Scheiße!!” (yo vivo en tu país de origen…). Pero vamos a ver, si yo estoy encantada, déjame en paz, que ya tendré yo mis experiencias. Y, no vamos a negarlo, un embarazo y un parto gemelar son más complicados que uno sencillo (hablo desde la experiencia), pero cada persona es un mundo y tener gemelos es, sencilla y doblemente, genial!

    Enhorabuena!

  10. Felicidades VAlentina!
    Yo también estoy embarazada y ya tengo una hijita de 1 año 4 meses.
    La vida será sin duda diferente, uno decide si mejor o peor.
    Tu trabajo me ayuda a estar mejor en toda la ola de emociones y cambios que es ser mamá.
    Te deseo todo lo mejor! 🙂

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close