inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Si quieres madrugar, vete a dormir

Pacco sin ganas de levantarse

Es una verdad tan simple como indeseada: si quieres madrugar mañana, asegúrate de irte a dormir hoy. Aún así, es una de las preguntas más frecuentes que he recibido en las últimas semanas: ¿debería irme a dormir más temprano?

La respuesta es sí: si quieres madrugar y aprovechar de estas horas extras es absolutamente necesario que vayas a dormir más temprano. Si simplemente recortas tus horas de descanso, las desventajas de arrastrar un déficit de sueño importante durante todo el día anularán cualquier ventaja de madrugar.

¡Ojo! Eso no significa que “madrugar no es para ti” ni tampoco que has encontrado la excusa perfecta para quedarte en la cama hoy. Si has decidido madrugar, será por algo. Y esa razón ojalá sea suficiente para que revises tus hábitos nocturnos.

Trabajar hasta las tantas no es un mérito

Aunque vivas en España, eres capaz de estar en la cama antes de la media noche. Es posible que haya noches en las que te fuiste a cenar muy tarde, que has vuelto del gimnasio a las diez o que has quedado a por un café después del trabajo. Y aún con estas actividades, apostaría que llegas a casa antes o alrededor de la media noche.

Nadie ha dicho que anules tu vida privada. Tan solo te recomiendo que lo aproveches de forma consciente: si vas a cenar tarde, este será tu última actividad del día. Si quedas a por unas copas con tus amigos, después ya no vale la pena que enciendas el ordenador.

Trabajar hasta las dos de la mañana no es un mérito, es un riesgo. Especialmente en combinación con el hábito a medias de madrugar, el cansancio acumulado durante el día resulta que trabajas lento y sin la creatividad y atención que requieren tus tareas. Así que, vete a dormir y hazlo mañana.

Ponte el despertador para ir a dormir

Si necesitas un despertador para levantarte, probablemente también necesitas un recordatorio para irte a dormir. Nada te impide que aproveches tu alarma para esta misma tarea. Tu móvil, tu agenda, tu pareja: aprovecha las herramientas que están a tu alcance para conseguir las horas de sueño que necesitas hasta que te hayas acostumbrado al nuevo ritmo.

Tu meta serán unas siete horas de descanso cada noche. Si consigues más horas, aprovéchalo. Si te quedas en seis horas, haz un seguimiento cuidadoso de tu estado de ánimo durante el día. Si por las tardes te invade el mal humor es muy probable de que no hayas dormido lo suficiente. Sí, se puede funcionar perfectamente con cinco o seis horas de sueño: la pregunta es sí “funcionar” es suficiente para ti.

Aleja las pantallas de tu dormitorio

Las pantallas retro-iluminadas (lease: ordenador, tablet, móvil) activan el cerebro, algo que no te conviene justo antes de irte a dormir. Y seamos sinceros: ¿qué gran noticia te puedes perder a las once horas de la noche? Apaga estos cacharros y dedica la última hora del día a tu familia, a un buen libro, a pintar o organizar la casa para empezar bien el siguiente día.

Yo utilizo la aplicación f.lux en mi ordenador: a partir de las 9 de la noche mi pantalla se vuelve gradualmente más amarillenta. La idea es reducir el porcentaje de iluminación azulada (que es la que más estimula tu cerebro) y de paso avisarme que ya es hora de cerrar el ordenador. Y como es gradual me estresa menos que un alarma puntual.

¿Qué otras recomendaciones tienes para dormir antes de la media noche?

3 respuestas a Si quieres madrugar, vete a dormir

  1. Pues a mi me han salido contraproducentes las levantadas temprano. Solo levantarme de la cama mi hijo abre el ojo y se levanta junto conmigo: ni ejercicio (se me atraviesa por todos lados), ni meditación, ni adelantar mucho. Me ha convenido quedarnos en cama hasta las 7 am y quedarme despierta hasta medianoche. Así por la noche mientras él duerme (se acuesta 8 pm) puedo avanzar proyectos en la compu, bordar y todo aquello que incluya usar mi cerebro.

    Perdón a lo mejor ni te importa, pero es que de verdad que no sé si mis metas son muy altas o no es el momento en mi vida o no sé qué es.

    • Es exactamente esto, luzali!!! Me encanta tu solución. Y de hecho mi hermano que tiene hijos hace lo mismo. Lo importante es que consigas tus horas de sueño y tus horas para ti. Si lo puedes conciliar de esta forma, es genial. Yo tengo la suerte (?) de que mi familia solo madruga bajo amenaza, así que para mi el horario idóneo para mis cosas es de mañana. Pero insisto, cada una tiene que encontrar su propio camino.

  2. Hola

    Llevo muchísimo tiempo queriendo madrugar, para poder hacer ejercicio, meditación, etc por las mañanas pero sin embargo, sufro de insomnio. (mas bien grandes dificultades para conciliar el sueño)

    Ya he probado con cenas ligeras y tempranas, “higiene del sueño”, yoga, reiki, acupuntura, plantas medicinales, melatonina, etc etc…. y nada….
    Con 29 años tampoco quiero medicarme (que es lo que recomienda el neurólogo, eso si las veces que lo he hecho duermo perfectamente, pero aun así no quiero hacerlo).

    Analizando mi problema encuentro que la dificultad esta en apagar la mente, desconectar y lo PEOR, cuando se que al otro día debo madrugar, el momento de ir a dormir es un “martirio” puedo tardar horas y horas en lograr apagar.

    Perdona que te he soltado, un royo sobre mi problema para dormir, pero da mucha rabia el querer madrugar y no ser capaz de “apagar” temprano tal y como dices en tu publicación.

    ¿tienes algún truco de magia para este inconveniente?

    gracias!

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close