inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

¿Y si la vida no es una lista de tareas?

Se supone que me levanto a las 6:30. Me pongo a escribir o a estudiar, antes de prepararlo todo e irme a trabajar. Después del trabajo le dedico otra hora a mis proyectos. Hago deporte. Me dedico a mi vida social. Antes de la media noche me voy a dormir para que el próximo día pueda ser igual de productivo. O eso se supone. Pero no soy un reloj, y la organización no es una cuestión de genética.

Hoy no me quiero levantar…

Así que disfruto hasta el último minuto en mi cama, en este estado entre estar despierta y dormida, que invita a soñar y a las ideas. Por si acaso tengo una libreta al lado de mi cama. Será cuestión de organización. O cuestión de atrapar las ideas que suelen llegar sin aviso previo y cuando estoy relajada.
Puedo disfrutar sabiendo que el resto de la mañana no se transformará en una carrera para recuperar los minutos perdidos. La ropa ya está decidida y mi bolsa de trabajo está encima del sofá. Será cuestión de organización o cuestión de conocer mi rutina lo suficiente como para estar siempre preparada.

Vida, tareas, objetivos y otras incongruencias

La vida es mucho más que tachar las tareas de una lista. Tu razón de ser no es impresionar a tus colegas con tus habilidades de organización. Estas estrategias tan solo son herramientas para apoyarte en tu búsqueda de felicidad. La lista de tareas puede ayudarte a liberar tu mente, sabiendo que siempre podrás retomar lo que estuviste haciendo. La organización de tu entorno te facilita el día al día poniendo todo lo que necesitas a tu alcance. Son puntos de orientación, no estrategias rígidas.

De relojes externos e internos

Tu cuerpo es tu mejor aliado en la búsqueda de la felicidad y el uso de las herramientas de productividad. El cansancio, el estrés y el mal humor son indicadores de que algo tiene que cambiar. Puedes ponerle más ganas (hasta que ya no queden en absoluto). Puedes probar otro sistema de productividad (hasta frustrarte al ver que no consigues concentrarte). O puedes tomarte esta noche libre, hacer una larga caminata por el parque e irte a dormir temprano para reponer estas fuerzas que necesitas para que las herramientas te resulten efectivas.

Y cuando hayas descansada es el mejor momento para revisar tus prioridades y decidir qué vale la pena para seguir con ello. Tus horas y tu energía son demasiado valiosas como para desperdiciarlas en cosas inocuas .

Y volvemos a la misma pregunta: ¿Qué es lo que te hace feliz? ¿Y qué puedes hacer para incorporarlo en tu vida hoy?


Imagen: RocketScientistIan / flickr

6 respuestas a ¿Y si la vida no es una lista de tareas?

  1. Excelente artículo, tu puedes programar tu semana pero debes dar la importancia necesaria y adecuada, ni poca ni exagerada, a tus listas. Es importante ver el bosque

  2. Las listas de tareas y, en general, los sistemas de productividad son herramientas muy útiles, pero herramientas al fin y al cabo, como una navaja o un destornillador. Hay cosas mucho más importantes que las listas de tareas: el amor, la salud, la familia, los amigos…
    Es un soplo de aire fresco encontrar artículos como éste, no todo tiene que ser productividad 🙂
    Un abrazo

  3. Por supuesto que la vida es mucho más que una lista de tareas. Soy seguidor de varios blogs sobre productividad pero hasta ahora no había leído una reflexión tan interesante. Introduces ese valor tan importante (y tan desprestigiado hoy en día) como la felicidad.
    Una organización perfecta no es el objetivo y de nada sirve si no eres feliz.
    Si me lo permites voy a seguir también este blog, pues puede proporcionarme ese punto de vista distinto y complementario que los demás no me aportan.
    Gracias.

  4. Genial artículo que corresponde a la realidad tal y como es… sin necesidad de convertirnos en robots perfectos y tan eficientes y organizados que a veces se les pasa disfrutar de los pequeños placeres que dan sentido a la vida. Gracias, necesitaba un post como este…organizado pero humano!

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close