inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Feliz año nuevo y bienvenido al Proyecto Felicidad

Plantilla Proyecto FelicidadMe gustan los retos y me gusta compartirlos para ver si hay gente que se inspiran y se apuntan. El Proyecto Felicidad no es una invención mía (como tampoco lo es el Proyecto 333). He adaptado las ideas del libro “The Happiness Project” de Gretchen Rubin a mis propias circunstancias y sueños. Por coincidencia he dividido mis ideas en 11 temáticas, lo cual me permitirá concentrarme en un tema por mes. No estoy sola en el intento de llegar al margen superior de mi nivel de felicidad, ya que una amiga ha decidido compartir el trayecto conmigo. Y una vez por semana os iré contando por aquí mis adelantos.

La plantilla mágica: mejorarás lo que mides

El hecho de que me guste la organización es bien sabido. Tengo cierta facilidad a la hora de ponerlo todo en una plantilla para ir marcando, comentando, rellenando la cuartilla con mis acciones a medida que las voy haciendo. Así que para mi proyecto actual también he elaborado la mía propia. Cada mes tiene un tema definido y cada tema tiene entre tres y ocho resoluciones en forma de tareas.

Dependiendo de la periodicidad necesaria de cada tarea (algunas habrá que hacerlas en una sola vez, otras son repetitivas) añado un calendario a cada tarea para poder anotar mis éxitos. Lo que es aplicable al cambio de hábitos también se puede aplicar a las pequeñas acciones que me hacen más feliz, y de esta manera se convierte también en un hábito.

Un mural de éxitos y nuevas ideas – con enfoque

Cada mes enfocará un tema. Al mismo tiempo todas las otras resoluciones estarán visibles para revisiones regulares. Como muchas resoluciones no son diarias, sino más bien semanales o mensuales será posible incluirlas antes de que toque el tema del mes siguiente. Además, como todavía no he decidido el orden de los temas, tenerlos todos visibles me ayudará a estructurar el mes siguiente basándome en lo que ya he conseguido.

Si todavía no has decidido qué es lo que quieres conseguir este año, te dejo aquí mi lista personal. Recuerda que algunas tareas las quiero probar durante un mes, otras las quiero incorporar de manera fija en mi rutina (ya sea a diario o semanalmente).

  • viajar más en tren (descubriendo España)
  • socializar más con los colegas del trabajo
  • encontrar un mentor
  • escribir un texto cada día
  • hacer 30 min de deporte al día
  • utilizar protector solar
  • decir gracias más veces
  • pintar la casa
  • dar más abrazos (de 6 segundos mínimo)
  • dejar de realizar varias tareas a la vez durante las conversas telefónicas
  • comer en un restaurante muy elegante a solas
  • ir a una fiesta con mi vestido de princesa
  • comer sin leer
  • escribir cartas
  • llamar más por teléfono
  • ser generosa
  • bailar más
  • comprar mi propio perfume
  • pasar todo un fin de semana sin internet
  • leer un libro “serio” al mes

No es la lista completa, ni te la voy a pasar (por ahora). Quiero que la utilices para inspirarte, para encontrar las cosas que a ti te hacen feliz, las cosas que te gustaría probar. Mejórala, adáptala, extiéndela. Y cuando tengas todas tus ideas escritas en un papel, decide con qué vas a empezar. Hasta el año más largo empieza con la primera actividad que te hace feliz.

¡Feliz año nuevo!


Imagen: nicdafis / flickr

17 respuestas a Feliz año nuevo y bienvenido al Proyecto Felicidad

  1. Feliz año nuevo Vale!
    Deseo todo lo mejor para tí, mucha felicidad!
    Empezar el año llenos de pasión, dejándonos sorprender, esforzándonos, navegando con dulzura por la vida para “conquistarnos”.

    Abrazos! 🙂

  2. ¡Feliz 2012!
    La verdad es que es una gran idea. Mis propósitos para este año son:
    – Ir a correr al menos 2 veces por semana (este ya lo había empezado, pero a veces me cuesta)
    – Escribir (está un poco difuso, tengo que organizarlo en tareas más concretas, creo que lo dejaré para febrero)
    – Tener más paciencia cuando hablo con mi madre (fue sugerencia de mi madre, pero tiene razón).

    Leyendo tus comentarios, creo que voy a añadir:
    # decir gracias más veces
    # dar más abrazos (de 6 segundos mínimo)
    # dejar de realizar varias tareas a la vez durante las conversas telefónicas

    dejar de realizar varias tareas mientras hablo por teléfono voy a englobarla en otra: hacer las cosas de una en una. Cuando estoy estresada, intento hacer varias cosas a la vez, y al final no hago ninguna bien.

    ¡Gracias por tus ideas!

    • Uy sí, hacer las cosas una en una: muchos (y muchas) podemos añadir este reto a la lista de propósitos. Tan solo saborear una comida sin leer un libro puede ser todo un reto. O cerrar la ventana del facebook al hablar por teléfono con mi familia… Gracias por recordarlo!

  3. Me uno a Ana Julieta.
    Y además me anoto esta tarea. Hacerme una lista de cosas que me hacen feliz, o que quiero probar.

    Un abrazo, bien largo 😉

  4. Hola vale de oro! siempre te leo aunque es la primera vez que escribo…todo me resulta muy util, gracias!quiero agradecerte compartiendo un articulo de Sergio Sinay tomado de la revista Sophia on line…

    Sergio Sinay
    Fuerte ese “Gracias”!

    Termina el año y en el final de cada día fuimos protagonistas de un milagro. El de acostarnos en la misma cama de la cual nos levantamos en la mañana. Nadie nos aseguró que eso ocurriría. Tampoco que habría un techo sobre nuestras cabezas ni alimento en nuestro plato.
    A lo largo del día, además, alguien nos cedió el paso, nos abrió una puerta, nos sonrió. Alguien nos preguntó cómo estábamos o cómo van nuestras cosas. Alguien se levantó más temprano que nosotros para que hubiera pan en nuestra panera, para que tuviéramos acceso a las primeras noticias del día, para que las calles, veredas y plazas estuvieran limpias. Alguien condujo el vehículo en el que fuimos al trabajo o a realizar un trámite o a visitar a un familiar o un amigo. Alguien preparó el café que compartimos con un amigo en un bar, y alguien lo sirvió. Alguien cargó combustible en el tanque de nuestro auto, alguien transportó los alimentos que adquirimos en la frutería, en el supermercado, en la despensa y alguien los puso a nuestro alcance. Alguien trabajó la tierra que los provee, alguien tejió la tela de la ropa que usamos, alguien requirió de nuestra tarea y nos permitió realizarla y nos dio con ello la oportunidad de realizarnos. Alguien nos dijo un elogio, alguien nos expresó su afecto a través de palabras, de gestos o de actos. Cada mañana, cuando nos levantamos está la luz que provee el sol y por la noche la oscuridad permite nuestro sueño. Alguien se acordó de nosotros y nos llamó. Cantaron los pájaros, rieron los chicos, ladraron los perros, se abrieron las flores, nos refrescó la lluvia, nuestro gato se refregó amorosamente en nuestras piernas.
    ¿Nos merecíamos todo esto? ¿Era un derecho adquirido? ¿En dónde está escrito? En verdad, podría no haber ocurrido. ¿Cuántas veces, a lo largo del día, dijimos “gracias” ante esta serie de milagros? Hagamos el ejercicio de recordarlo. Acaso el resultado no nos deje conformes. Acaso hemos sido parcos y un poco amarretes con el agradecimiento. Decía la poeta Emily Dickinson (1830-1886) que la gratitud es el único secreto que no se revela por sí mismo. Necesita ser expresada. No se puede dar por sentada ni podemos pretender que sea adivinada. “Gracias” es una palabra que debe ser dicha con todas las letras, cuantas veces sea necesario y para la cual no hay motivos menores. A fuerza de olvidar esto, como bien lo señala la terapeuta y escritora austríaca Elisabeth Lukas, “muchas personas que se hallan en el lado bueno de la vida no saben realmente que lo están”.
    Creemos que las frustraciones, los desengaños y los dolores son anomalías y damos por sentado que todo lo demás es normal y nos corresponde. Esto es peligroso, porque mientras nos olvidamos de agradecer podemos creer que el agradecimiento de los otros hacia nosotros es algo que se nos debe. Mala señal para el ego, que se infla en tanto considera a los demás como nuestros servidores y a la creación entera como algo que se diseñó para nosotros.
    No estaría demás en estos días de cierre y apertura que nos tomemos un tiempo para repasar los agradecimientos debidos y para despertar nuestra atención hacia aquellos que deberemos prodigar. El agradecimiento, apunta Lukas, tiene un poderoso efecto sanador. Nos recuerda que vivimos entre otros, aviva nuestra humanidad, la despierta si esta dormida. Viktor Frankl decía que sólo quienes no han clamado desde la penuria son incapaces de agradecer. Sin necesidad de ese extremo, cada día es pródigo en oportunidades para ejercitar la gratitud. Nos esperan 365 días de milagros. Gracias.

  5. pues yo no he hecho mi lista , y pues buscando un clan de apoyo a lo que deseo hacer me anoto a este espacio

    lo poco que se que quiero hacer este año y que pues son mi prioridad

    – hacer un libro pdf sobre los versos que escribo (ya varios me han dicho que por que carajo no tengo un libro )

    – ser muy organizado en casa y el trabajo

    – hacer ejercicio regularmente

    -interactuar mas con mis vecinos y amigos (dejar de descansar a solas encerrado en mi cuarto )

    -viajar una vez por mes a alguna parte del departamento (estado) donde resido en colombia actualmente

    viajar a mexico de vacaciones. con miras de residencia dentro de 2 años maximo

    salir 1 vez por semana con mis amigos o solo , sin la excusa de que no hay dinero

    – continuar con mi proyecto 333 (aunque ya lo volvi bastante minimalista por que solo requiero de 4 uniformes medicos y algunas prendas nada mas )

    – conservar en buen estado las cosas que realmente me importan

    -dedicar menos tiempo a facebook para mantener contacto con mis amigos de mi ciudad de origen

    -dedicar un tiempo a la meditacion diaria

    seguir un proyecto de ztd para ser mas productivo mi tiempo

    conectarme a internet para el ocio solamente una tarde a la semana (no utilizo ni necesito en gran medida de internet para mi trabajo )

    eso es como lo que mas quiero … todo esta guiado hacia los viajes , la organizacion y la interaccion creo que ese es el pilar de de lo que deseo este año

    se que me va y me ira bien …. aunque no encontre un foro , me apoyare en este hermoso sitio y su gente para lograrlo

    un saludo a todos

    • Genial tu lista, Gio. Gracias por compartirla! Me gusta como pones el enfoque en reducir el tiempo en las redes sociales y mantener más el contacto con la gente en la vida real. Los estudios muestran que fuertes lazos sociales son un ingrediente crucial para la felicidad. Buena decisión de tu parte!
      A nivel de definición de tus metas veo algo de diferencia en los detalles. Parece que algunas cosas las tienes muy claro (viajar una vez por mes, meditar a diario), mientras otras cosas todavía son algo borrosos (ser muy organizado, interactuar con los vecinos). A lo mejor te puede ayudar de dividir estas ideas en tareas más concretas para poder incorporarlas en el día a día (recoger todo antes de ir a dormir, reorganizar las carpetas del ordenador…). Si te buscas 12 pequeños cambios y le dedicas un mes a cada, entonces al final del año habrás realizado un montón!

  6. Hola Vale! Acabo de descubrir tu sitio web por la web de Gretchen Rubin, porque he empezado a lee “The Happiness Proyect” A medida que vaya leyendo el libron intentaré ir tomando más parte en tu web. Gracias por hacer esto! Un saludo!

    Pablo.

  7. Hola Valentina:
    Me ha sonado una campana con una de las tareas que propusiste y me gustaría me ampliaras un poco la información: “encontrar un mentor”.
    ¿De qué se trata?, ¿contratar a alguien que me vaya ayudando con los temas que tendo dificultades?o ¿más bien será de forma voluntaria que alguién me preste su ayuda?
    Me encanta repasar tu web y descibrir cositas nuevas.
    Saludos.

    • Hola Lourdes,
      Un mentor es una persona imparcial que te puede dar consejos prácticos y nuevos puntos de vista aplicados a tu situación. Suele ser una persona que se interesa por tus avances sin estar personalmente implicado en ello (o sea, no es un amigo de toda la vida ni alguien con quién estés compitiendo en un u otro ámbito). Suele ser una persona que tiene más experiencia que tú, pero que todavía no está del todo alejado de tu experiencia, o sea, todavía recuerda como era en tu situación. Puede ser el ex-jefe de tu antigua empresa con el que sigues manteniendo contacto, o la señora que conociste durante las prácticas de verano y con la que sigues compartiendo emails para pedir consejos y contar como te está yendo.
      Hay relaciones de mentoría que crecen orgánicos, con o sin ese nombre y también hay relaciones de mentoring creadas justamente con el fin de conseguir a alguien que te puede empujar con experiencias, herramientas y/o contactos. Yo he trabajado tanto con mentores que aparecieron en mi camino sin que estuviera buscando como con mentores que contraté específicamente para que me ayudarán en aspectos determinados de mi vida. Y con los círculos de mentoría de ValeDeOro estoy devolviendo esta experiencia a otras mujeres que quieren a un apoyo imparcial en su vida.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close