inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Mi experiencia con Colemak

He cambiado de teclado. No me refiero al cacharro físico, sino al diseño. Dónde antes estaba la K, ahora está la E. En lugar de la F ahora está la T. Las letras que más utilizo ahora están en la línea principal del teclado para optimizar movimientos y prevenir molestias causadas por pasarme horas al día escribiendo. Me he parado del tradicional QWERTY al diseño Colemak.

La lógica no es suficiente

Desde hace años que conozco los diseños alternativos de teclado, Dvorak y Colemak. A diferencia de QWERTY, estos dos diseños intentan optimizar el movimiento de los dedos al escribir.

El objetivo principal del diseño QWERTY era separar las letras más usadas de la zona central del teclado, para que no se atascaran las primeras máquinas de escribir.

qwerty-heatmap
El diseño Colemak data de 2006 y distribuye las letras que más se utilizan bajo los dedos más fuertes.

colemak_heatmap

Cómo podrás ver, los dedos se tienen que mover mucho menos. Es más fácil llegar a los vocales y los consonantes más recurrentes están alrededor del dedo índice para evitar movimientos incómodos – reduciendo el riesgo del síndrome del túnel carpiano.

¿Por qué entonces tardé tanto en hacer el cambio? ¿Y qué ha pasado para que ahora pasé a la acción?

Algún día debería vs. tengo un plan y un ejemplo

La teoría es una cosa, la práctica es muy diferente. Sabía que sería mejor cambiar de teclado para mejorar la precisión y reducir el estrés para mis dedos y muñecas. El problema era la transición. Durante un tiempo escribiré más lento, con más errores. Me cansaré más, y seguramente seré menos productiva. Pasaré por el proceso normal de aprendizaje, incómodo y poco glamouroso. Me daba pereza (disfrazada de “ahora no es el momento adecuado”).

Hasta que empecé a trabajar en una empresa en la que uno de cada diez trabajadores utiliza un diseño alternativo (Dvorak o Colemak). Pude hablar con gente que hizo el cambio mientras trabajaba, que me explicaba cómo hacerlo, qué esperar y cómo acelerar el aprendizaje. De repente tenía un plan con pasos claros a seguir, y unos ejemplos vivos de que era posible.

Mi estrategia para cambiar de QWERTY a Colemak

Me preparé un plan de ataque, definí una fecha e informé a los demás en me equipo para no poder echarme para atrás. Conseguí la mezcla perfecta entre presión social y mensajes de ánimo de las personas que ya habían hecho el cambio.

¿Quieres saber los detalles? Aquí los tienes:

  1. Me compré un protector de teclado con las letras en diseño Colemak
  2. Imprimé el diseño en papel para tenerlo al lado del ordenador y no tener que mirar las teclas.
  3. Instalé el diseño en mi ordenador, siguiendo las instrucciones aquí.
  4. Cuando empezaron mis vacaciones, cambié el teclado y empecé con el curso de 9 días que sentó las bases.
  5. Repetí hasta la saciedad algunas palabras importantes: es muy reconfortante saber escribir el propio nombre sin errores.

    Test 17/01/2017
    Test 17/01/2017
  6. Practico cada día 10 minutos para mejorar mi precisión.

Ha pasado ni un mes. No he vuelto a escribir en QWERTY. Aún no tengo la velocidad que tenía antes, pero tampoco estoy tan mal.

Seguiré haciendo tests periódicos para saber dónde exactamente tengo que mejorar. Seguiré escribiendo.

¿Qué quieres aprender tú? ¿Cómo puedes planificar el aprendizaje?

[VDO] colemak

8 respuestas a Mi experiencia con Colemak

    • Colemak fue diseñado para el el idioma inglés, pero para mi me resulta más cómodo en Español también. Los acentos están en otro lugar, igual que las letras, así que es cuestión de práctica. La ñ requiere dos teclas (como si fuera un acento), pero como es con el dedo índice no me resulta incómodo.

  1. Hola Valentina,

    Me ha resultado muy interesante esta entrada. Después de leerla, he indagado sobre los distintos tipos de teclado. ¡Ignoraba que existiesen tantas variantes! Sin embargo, buscando sobre experiencias de su uso, hay gente que vuelve al QWERTY al cabo de un tiempo. Agradecería cualquier hito importante o reflexión en tu experiencia con el COLEMAK.

    ¡Un saludo y gracias!

    • A mi me encanta, y en me propia ordenador seguiré con QWERTY. Eso no impide que en el ordenador compartido con mi marido utilizo QWERTY, o si voy a un locutorio para ver mis emails. Es un experimento para abrir mi horizonte y probar algo nuevo. Si no me hubiera gustado, lo hubiera dejado. Probar algo nuevo no es una decisión permanente. También hay personas que cambian de transporte para ir al trabajo. En vez de coger el coche, van en bus. Al cabo de unos años, vuelven a tomar el coche. No por eso el bus no sirve. Probablemente han cambiado sus prioridades y circunstancias. Asé que recomiendo probarlo para formarte una opinión de primera mano.

  2. Hola Valentina, estoy pensando en cambiarme al teclado Colemak, sin embargo he encontrado muy poca información de si se consigue en Español y si se han hecho los mismos estudios que en su versión en Ingles para que realmente mejore la velocidad. Según tu experiencia, ¿Porqué escoger el Colemak y no Dvorak?, y pues ¿Cómo te ha ido hasta ahora con ese teclado?.

    • A mi me va super bien y o lo cambio por nada. Ahora, yo escribo mitad en Español, mitad en inglés.
      Si quieres probar cuál es mejor, copia y pega algunos textos aquí y analízalo: http://patorjk.com/keyboard-layout-analyzer/#/main
      La diferencia entre Dvorak y Colemak suele ser muy pequeña, así al final depende de tu decisión. A mi me parecía más fácil aprenderlo, porque no todas las letras cambian de lugar, pero realmente… cualquiera de los dos va bien.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close