inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Edición especial #BAD11: Comida, costes y creencias

[Hoy es Blog Action Day, el día en que miles de blogs en todo el planeta atraen la atención sobre un tema en específico. Como este año el #BAD11 coincide con el día mundial de la alimentación, hablaremos de comida. Aquí puedes ver la entrada del Blog Action Day 2011 con el tema agua].

Comida preparada en un supermercadoHace poco vi en algún lugar un póster que llamaba la atención sobre lo absurdo que es decir que la vajilla reciclable requiere menos esfuerzo que la vajilla normal. Mientras para el usuario final a lo mejor es menos trabajo simplemente tirar los platos sucios, si tomamos en cuenta todo el proceso de fabricación y lo comparamos con el uso del producto final, entonces la vajilla tradicional es la que utiliza menos esfuerzo.

Algo parecido pasa con la comida: por supuesto que es menos esfuerzo coger una plato congelado, ponerlo en el microondas y tener la cena lista en 3 minutos y 30 segundos. A lo mejor te das el lujo de añadir un poco de queso fresco para que parezca un poco más «hecho en casa». Es más fácil, más conveniente que preparar el mismo plato en casa.

  • Para empezar tendrías que saber lo que quieres cocinar. Claro, podrías hacerte una lista con recetas fáciles para ayudarte en la decisión, pero es imposible encontrar el tiempo para esta tarea.
  • Después tendrías que incluir los alimentos básicos en tu compra e incluir algunos artículos frescos en la cesta de compras. Claro, podrías aprovechar tu compra semanal para hacer esto, pero no tienes tiempo para adaptar la lista de compras.
  • Si supieras qué cocinar y tuvieras todos los ingredientes, tendrías que encontrar el tiempo para preparar la comida. Claro, podrías hacerlo después del trabajo en vez de caer directamente en el sofá. Pero significa que te perderías mitad del noticiero en la tele y quién sabe si hoy pasó algo interesante (o no).
  • Después de cocinar tendrías que servirlo en un plato de verdad y lo tendrías que lavar posteriormente. Claro, podrías finalmente utilizar aquel servicio precioso que te regaló tu madre cuando te fuiste a vivir sola. Pero significa que perderías parte de la publicidad entre el noticiero y tu serie favorita.
  • Y si sobra algo, tendrías que guardarlo en algún recipiente o incluso congelarlo para más tarde. Claro, podrías así ahorrarte algo de tiempo el próximo día y sacar más provecho de tu nevera/congelador. Pero significa que tienes que recordar lo que tienes ya preparado y tendrías que calentarlo otro día en el microondas.

Bueno, si cocinaras más a menudo sabrías lo que estás comiendo. Podrías hacer las recetas que tu madre siempre te hacía de niño. Comerías más variado y gastarías menos dinero (500g de arroz integral valen lo mismo que una pizza, pero sirve para muchas comidas). Generarías menos basura y más salud. Tendrías más energía y menos sobrepeso. Sería más fácil reducir la ingesta de sal que te ha pedido el médico para tratar el colesterol.

¿Me decías que la comida preparada era más conveniente?


Imágen: adelgado / flickr

Una respuesta a Edición especial #BAD11: Comida, costes y creencias

  1. La falta de tiempo para cocinar es la excusa más tonta que podemos inventar. En realidad, el que sabe cocinar puede dejar las verduras o el arroz al fuego mientras ve las noticias o su serie favorita, a fuego lento, para que se hagan como antaño.
    Con un poco de práctica y como bien dices, recetas fáciles que lleven poco tiempo (hay cientos de libros de cocina con títulos así), puedes hacer comida sin darte cuenta.
    Quizá soy un bicho raro, pero a mi me encanta cocinar, en mi casa los platos precocinados ni se sabe lo que son y para mi marido y para mi cocinar es tan relajante como una clase de yoga, es un acto casi religioso en el que agradecemos a la Tierra sus frutos para comer.
    Así que decir «no tengo tiempo para cocinar» para mi equivale a un grandisimo «no me quiero para nada porque ni siquiera me dedico tiempo para lo básico»

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close