inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Couchsurfing: viajando sin salir de casa

Para poder viajar hace falta tiempo y dinero. Durante los estudios te sobra el tiempo, pero no te puedes permitir ir muy lejos. Cuando empiezas a trabajar tienes el dinero, pero el derecho a x días por año exige que elijas muy bien qué hacer con tu tiempo. O quizás es hora de abrir tu casa y extender tus alas desde el propio nido.

Una comunidad de viajeros compulsivos

Puedes viajar saliendo de tu casa, o puedes invitar el mundo a que venga a pasar unos días en tu sofá. Esa es la idea del couchsurfing, literalmente. Si te vas de viaje, puedes encontrar “sofás” para pasar unas noches en casa de otros miembros de la comunidad. Mientras estás en tu casa, puedes ofrecer tu propio sofá a viajeros que buscan un lugar para quedarse mientras visitan tu ciudad. No hay dinero que pase de unas manos o otras, pero sí experiencias, nuevas perspectivas y conocimientos de cocina. Y muchas veces acabarás haciendo nuevos amigos que quizás sean el inicio de un nuevo viaje.

Bienvenido a mi casa

A diferencia de facebook, los perfiles en la plataforma de Couchsurfing.org son bastante completos. Al fin y al cabo quiero saber a quién estoy invitando a mi casa. La organización también ofrece una verificación de cada miembro para asegurar que la persona vive dónde vive. Si además te dejas guiar por las recomendaciones que otros miembros han dejado, ya sabes bastante sobre la persona que ofrece o busca un sofá. Con ayuda del sentido común (y esta guía completa de couchsurfing), establecer contacto con personas interesantes y poder compartir experiencias en la vida real se convierte en una interesante alternativa a los viajes estandard.

El mundo a traves de personas de verdad

Julia, la quiropráctica americana que curó mi pie para que yo pudiera correr la Cursa de la Mercé en Barcelona. Rodrigo, el banquero brasileño que patrocinó una fiesta legendaria en la playa. Matt y Anna, los minimalistas americanos que dedicaron horas en mejorar mis habilidades de poker. Viktorija y Gintare, las viajeras de Lituania que compartieron horas de conversa sobre el sentido de la vida… todos los que pasaron por mi casa me han enseñado algo, han compartido algo, me han inspirado de una u otra forma. Con algunos he pasado un buen rato, con otros se ha formado una amistad profunda que terminará en reencuentros y más couchsurfing. Ahora yo tengo dónde aterrizar cuando salga de viaje.

¿Cómo cambiaría tu perspectiva si abres tu hogar?

Conocer personas de todo el mundo te abre el horizonte, aunque no tengas tiempo para viajar en este momento. Invitar al mundo a tu casa es otra forma de compartir, y también de crecer. Todos podemos enseñar algo, todos podemos aprender algo y qué mejor forma de conseguir que las lecciones vengan a tu casa a pasar un buen rato. Pruébalo, inspírate y conoce el mundo. Tus prejuicios (hasta los que no sabías que los tenías) serán los primeros en despedirse, seguidos por los miedos al cambio y el nerviosismo frente a lo distinto. A cambio conseguirás nuevos impulsos, ideas diferentes y quizás oportunidades que ni siquiera se te ocurrieron. Porque compartir es lo que nos hace crecer.

6 respuestas a Couchsurfing: viajando sin salir de casa

  1. En mi casa ya hemos probado un par de veces la experiencia de alojar a un/a couchsurfer y estamos de lo más contentas. Las dos personas que han dormido en nuestro sofá nos han conseguido llevar a sus países sin necesidad de salir de casa. Le recomendamos a todo el mundo que lo pruebe!

  2. Estuve este verano en Japón y más de la mitad del viaje, hicimos couchsurfing. Fue una experiencia gratificante y divertida. Conocimos a las familias japonesas y sus costumbres y nos ahorramos un buen dinero. Las personas que ponen su casa a disposición para recibir a extranjeros, suelen ser generosas y de mente abierta. Te dan todo lo que pueden a cambio de charla y de conocer tus costumbres. Me parece una forma ideal de viajar, sobre todo si se trata de aventuras largas, tanto para el que recibe como para el que se queda!!! No tengan miedo a probarlo, en el programa hay referencias tanto de los huéspedes como de los anfitriones. saludos

  3. Recién apuntada al couchsurfing y deseando compartir experiencias. Si quieres venir a Valle de Bravo (México) contactame!

    • Hola Soledad!!
      Te platico que yo estaré yendo a Valle debido a que haré una maestría semipresencial en la Universidad del medio ambiente.
      Me gustaría contactarte y ver la posibilidad de experimentar el cochsurfing contigo.
      Como ves?
      Mi nombre es Cecilia, soy de Tlaxcala.
      Alguna forma en que pueda contactarte?
      Muchos saludos y mis mejores deseos.
      Muy motivante este artículo!!

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close