inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Se me va la vida de tanta planificación

Crear nuevos hábitos es difícil. Seguir a las reglas que tu misma te has creada a veces parece un castigo. De repente te sientes sofocada entre tanta planificación y organización. ¿Cómo vas a poder disfrutar de tu vida si todo lo que haces ya está pre-definido? ¿Dónde entra la espontaneidad de vivir algo inesperado si ya está todo decidido?

O quizás estás haciendo la pregunta equivocada.

¿Para qué tanta planificación?

Hay miles de manuales para organizarte mejor. Puedes aprender a crear nuevos hábitos, puedes crear un armario minimalista, puedes organizar tus rutinas de la forma más eficiente y productiva posible. Puedes hacer un plan de comidas integrado con tu lista de la compra. Puedes automatizar los recordatorios para no olvidar el cumple de tus amigos. Gracias a la tecnología puedes medir, analizar, comparar, y ponerte retos en cualquier ámbito de tu existencia.

Es lógico que estés estresada.

La gran pregunta no es cómo hacer todo eso, sino qué quieres conseguir con ello?

  • ¿Por qué quieres levantarte temprano?
  • ¿Por qué quieres cambiar tu dieta?
  • ¿Por qué quieres aprender otro idioma?
  • ¿Por qué quieres una vida diferente a la que tienes ahora?

El arte de descubrir lo que te importa

Es fácil perderse en las tácticas de como hacer las cosas y perder de vista el objetivo. Las tácticas sólo requieren que sigas una serie de pasos. No requieren que tomes decisiones incómodas ni que te hagas cuestiones difíciles de responder. Esta es la razón por lo que es importante revisar tus objetivos de vez en cuando. Te permite re-alinear tus actividades con lo que realmente quieres.

Ojo, revisar lo que quieres es un ejercicio a veces doloroso. Te exige ser franca contigo misma. Te pide definiciones y decisiones, y a veces el resultado puede que te sorprende a ti misma – o a tu entorno.

Quizás tu objetivo es tener la libertad de hacer cosas espontáneas. ¿Qué significa “ser espontánea” para ti? ¿Qué tipo de actividades espontáneas no has podido hacer en las últimas cuatro semanas, por culpa de tus rutinas? Si no has tenido oportunidades de ser espontánea, ¿dónde crees que están escondido estás oportunidades? ¿Qué tendrías que hacer / dejar de hacer para que aparezcan con más frecuencia?

Tal vez estás frustrada con el hábito de levantarte temprano. ¿Por qué habías decidido crear este hábito? ¿Este objetivo vale la pena? ¿Hay otra forma / otro momento de conseguirlo?

Es tan fácil enamorarse de otro método de planificación. Es tan tentador dedicarte a este nuevo hábito que tanto recomiendan los expertos. La pregunta es: ¿este hábito, este plan se adapta a ti y a tu realidad personal?

Recuerda que las reglas para tu vida las haces tú, por lo qué tú también las puedes modificar.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close