inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Fatalismo: ¿Y si pudieras cambiar el pasado?

[Esta es la cuarta parte en mi mini-serie sobre el estoicismo romano y como aprovechar sus herramientas para una vida (no solamente) minimalista. En la primera parte presento el libro “El arte de la alegría estoica”. La segunda parte trata de como evitar la adaptación hedonista mediante la visualización negativa. La tercera parte presenta la tricotomía del control. En esta parte presento las ventajas del fatalismo sano.]

Fatalismo viene de la palabra “fate” = destino. En la mitología griega y romana hay tres mujeres que tejen el hilo de la vida de cada persona, las Parcas o Moiras. Hoy en día el fatalismo se entiende como una “actitud resignada de la persona que no ve posibilidad de cambiar el curso de los acontecimientos adversos”. Sin embargo, los estoicos no tenían esta interpretación del hilo. Su fatalismo se refiere tan sólo al pasado y al presente. No puedes cambiar el pasado, ni el presente debido a que ya ha sido tejido, pero sí que puedes cambiar el futuro con las decisiones que tomes en el presente.

El pasado, pasado está: acéptalo, y no lo lamentes

Actualmente no existe ninguna forma de cambiar el pasado. Puedes lamentarlo, maldecirlo, quejarte, e incluso imaginar mil maneras de formas mejores de reaccionar en aquel momento decisivo, pero ya ha pasado. No lo hiciste y ese momento no volverá. Lo que sí puedes hacer es aprender de la situación para no cometer el mismo error de nuevo en el futuro. Aceptar el pasado no significa ignorarlo, sino utilizarlo como un recurso de aprendizaje para evaluar futuras situaciones parecidas.

El presente ya está aquí: utilízalo

Al igual que el pasado no puedes cambiar el presente inmediato, pero sí que puedes utilizar el presente inmediato para cambiar el futuro inmediato. Si te das cuenta de que tu perro se está comiendo la compra, no puedes impedir que lo haga ahora, pero sí que puedes asegurarte que deje de hacerlo en unos segundos.

Quizás esta idea del fatalismo te suene muy lógico. ¿Para qué darle tanta importancia si todo el mundo sabe que el pasado no se puede cambiar? Resulta que aún sabiéndolo, al final del día nos quedamos lamentándonos por no haber hecho una tarea, por no haber llamado aquel amigo, por no haber dicho tal cosa inteligente cuando el jefe apareció de repente en la oficina. No te sirve de nada imaginar que podrías estar mejor ahora, pero sí que puedes analizar tu situación actual para utilizarla y llegar más lejos en el futuro.

No te equivoques: El “hacerlo mejor” en el futuro es un aspecto sumamente importante. Los grandes estoicos no eran nada complacientes. A pesar de que para ser felices no aspiraban a nada, llegaron a ser personas públicas de gran importancia. Séneca fue consultor político y director de teatro. Musonius Rufus y Epicteto gestionaron grandes escuelas filosóficas. Marco Aurelio fue emperador romano. Ellos tenían la convicción de que cada persona tiene el deber de dejar el mundo mejor de lo que lo ha encontrado. Utilizaron todas sus habilidades y sus destrezas para haver avanzar a sus comunidades. Aprendieron del pasado, pero sin quedarse atrapados en situaciones pasadas.

Lo que un(a) minimalista puede aprender de los estoicos

Debo reconocer que practicar un cierto fatalismo hacia el pasado es mucho más difícil que contemplar la visualización negativa. Mientras el ejercicio de pensar en lo que puede ir peor es algo teórico, las quejas sobre el pasado son más automáticas y están todas partes: “debería haber estudiado ingeniería, debería haber avisado de que me iba, debería haber participado en el proyecto333 desde el principio…”. Hay un millón de circunstancias que nos inducen a añorar el pasado. Además está aceptado socialmente quejarse de las oportunidades no aprovechadas, lo que resulta en muchas conversas que solamente giran alrededor de lo que se podía haber hecho mejor.

Si estás en el camino minimalista, entonces seguro que ya estás cuestionándote tus propios hábitos de consumo, de productividad, tu relación con las cosas, con el dinero y con el tiempo. Estos aspectos son fáciles de resolver comparados con la tarea de reconocer y dejar la propia añoranza del pasado, pero es necesario de hacer este paso a partir de las lamentaciones hacia un trato constructivo del pasado. Se trata un recurso para enfrentar mejor las situaciones parecidas en el futuro.

¿Te arrepientes de no haber tomado una decisión que ahora que ha acabado sirviendote de lección? Si quieres, lo puedes compartir en los comentarios.

Inspirado en capítulo 6, de: “A Guide to the Good Life: The Ancient Art of Stoic Joy”, Irvine (2009).


Imagen: shellberry / flickr


Si te ha gustado esta entrada, también te interesará:
El minimalismo tiene historia: el arte de la alegría estoica
Visualización negativa: ¿Qué es lo peor que podría pasar?
Como saber si vale la pena preocuparse

¿Que tal compartirlo? Escoge tu red preferida y dale un click:

8 respuestas a Fatalismo: ¿Y si pudieras cambiar el pasado?

  1. Yo no me arrepiento de decisiones que no he tomado, pero sí de algunas que he tomado. Pero tenemos que responsabilizarnos y, como tu bien dices, aprender para no cometer los mismos errores. También es necesario diferenciar entre responsabilidad y culpabilidad. La culpabilidad no es buena, es un proceso mental para autoflagelarse que solo aporta sufrimiento. Y quizá un día también podríamos discutir entre la diferencia entre sufrimiento y dolor…

    • Buena distinción entre responsabilidad y culpabilidad. Aunque arrepentirse me suena más a sentir culpa (cuestión linguística quizás). ¿Será que arrepentirse de algo es el impulso de no querer responsabilizarse? ¿O al contrario, hay que arrepentirse para poder tomar la responsabilidad?

  2. “Dejad que los muertos descansen y que el pasado quede en el pasado”. Capitán Jean-Luc Picard, USS Enterprise NC1701-D

    Aparte de dar esta referencia friki, quiero comentar que muchas personas viven aferradas al pasado. No dejan ir los “mejores años de su vida”, cuando en realidad, no hay mejor época que vivir el presente y tomarlo como viene.

    Este es uno de los mensajes que más persisten en el budismo. Entre más apegos tengas hacia el pasado, más cadenas te atarán en el presente, haciendo tu futuro un castigo.

    La vida hay que tomarla como viene, disfrutando y resolviendo los obstáculos que te impiden ser feliz.

    Así como lo veo, solo tenemos una oportunidad para hacer de nuestra existencia algo maravilloso. Y eso se logra terminando con los apegos al pasado y desear de tener fantasías del futuro.

    Buen artículo!

  3. Hay un verso de Manolo García, que dice:
    “[…]no pido al tiempo que detenga su carrera,
    ni lo merezco, ni siquiera es buena idea […]”

    Por cierto, me estás convenciendo y creo que me voy a hacer estoico en vez de minimalista.

    Gracias Vale.

    • Que tal estoico minimalista. O minimalista estoico. Sinceramente creo que el minimalismo es el estoicismo para gente moderna. Los valores son los mismos (por lo menos en mi interpretación valentiniana del minimalismo 😉 ), así que se puede aprovechar perfectamente lo que ya discutieron los estoicos. Pero vamos, lo que importa es lo que vives, y no como lo llamas.

  4. Me esta gustando la miniserie! Que libros tan interesantes lees! Gracias por compartirlo!

    Saludos desde Queretaro, Mexico

  5. Yo creo que quedarse “atascado” en el pasado es uno de los mayores errores que se pueden cometer. Sea por lo bueno que fue o por echar tu tiempo arrepintiéndote una y otra vez de tus errores.

    Lo mejor es analizar lo que ha pasado y tratar de vivir el presente lo mejor que puedas, haciendo que tu futuro siempre vaya a mejor.

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close