inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Minimalismo 101: Mi pareja no me entiende

Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por el miedo a perderte.

No lo voy a negar: el minimalismo tendrá un impacto sobre tus relaciones sociales, incluyendo la con tu pareja o familia. Actividades que decides abandonar, encuentros que decides reducir y cotilleos que decides dejar atrás. Tú decides con quién vas a pasar tu tiempo, y tú decides que quieres cambiar.

Aunque no importa lo que piensan tus compañeros de trabajo o los vecinos de la escalera al respeto, tu pareja ya es otro cuento. Sí que importa lo que piensa, sí que importa lo que siente, y sobre todo: importa, porque probablemente esté cagado de miedo que próximamente le tocará a él o ella (aunque por supuesto nunca jamás lo admitiría en voz alta).

El miedo al ser descartado

Finalmente has empezado a tomar las riendas de tu día a día. Te levantas un poco más temprano para poder hacer yoga. Has decidido prescindir de las comidas procesadas y estás en pleno camino de crear tu propia rutina matutina. Estás super orgullosa de ti misma y no entiendes la cara gruñón de la persona a tu lado. ¿Por qué no te apoya de lleno? ¿Por qué estos sabotajes encubiertos sí todo lo que quieres es ser más feliz?

¿Por qué insiste en tantas actividades nocturnas si sabe que tú quieres hacer yoga por las mañanas?

¿Por qué de repente le encantan las comidas rápidas si sabe que tú quieres adelgazar?

¿Por qué ahora jura de que va a leer todos tus libros antiguos solo para asegurarse de que no tires ni uno?

¿Por qué esta insistencia de que vayas a la cena de trabajo, aunque sabe que te aburrirás de muerte?

¿Por qué estos comentarios negativos cada vez que sale el tema del proyecto que te encantaría emprender?

La respuesta es muy sencilla: tu pareja tiene miedo al cambio.

Tiene miedo de que lo del yoga te convierte en una de estas hippies raras que solo hablan de salvar el mundo.

Tiene miedo de que te pongas tan guapa o tan independiente que ya no quedes estar con alguien como él o ella y le cambies por otra persona.

Tiene miedo de perder el contacto con tu mundo o que directamente te creas uno alternativo donde ya no tiene cabida.

Y encima no lo puede reconocer, porque dicho en voz alta parece hasta ridículo, aunque por las noches se pregunta por qué habrás vuelto tan feliz de esta reunión a la que no pudo acompañarte.

No es que te quiera reprimir, es que no entiende lo que pasa y como buen mamífero que es, lo desconocido le da miedo. (Recuerda que en un pasado no tan lejano, huir de lo desconocido era una estrategia de supervivencia bastante sensata.)

¿Puedes convertir tu pareja en co-estrella de tu película?

Es muy fácil concentrarte solo en lo tuyo (y a veces es muy necesario). Aún así, hoy te pido un paso más: [tweet_dis]cuándo hayas llegado a tus conclusiones y pasas a la acción, involucra a tu pareja, aunque sea un poquito[/tweet_dis].

Comparte lo que has aprendido de aquel libro que te ha inspirado. Relatando tu aprendizaje además lo asentarás en tu propio celebro. Ambos salen ganando.

Pídele ayuda en las decisiones de despejar el caos. Aunque tú ya sabes que este cacharro no se ha utilizado en mil años y no sirve para nada, pregúntale si recuerda para que servía y si cree que aún sirve. Ayúdale a decidir con la lógica en vez de la emoción. Y si no están de acuerdo: crea una caja de espera dónde acabarán aquellas cosas que nos sabéis si valen o no la pena.

Celebra tus hitos de éxito a su lado. Tomar un champán entre dos es mucho más satisfactorio que hacer el chin-chin con la ventana. Y si lo celebras, su cerebro automáticamente categorizará la experiencia como algo para estar orgulloso en vez de preocupado.

Haz tiempo para planificar la semana juntos. Así recuerda que el martes tú tienes clase de yoga por si quiere aprovechar y salir a cenar con un amigo. Y mientras tanto tú te enteras a tiempo de que el sábado invitó a toda la familia a cenar así que no te cogerá de sorpresa. Y ya que estáis en ello: asegúrate que tenéis por lo menos una actividad divertida juntos.

Convierte tu pareja en tu copiloto. Si compartes tus retos y tus hitos planificados de esta semana, le das permiso de animarte a cumplir con tus propias expectativas (y a lo mejor hasta te da ideas que no se te habían ocurrido). Cumplirás, ya sea porque no le quieres defraudar, o porque le quieres demostrar que tú si puedes.

A veces la inclusión es la mejor defensa.

¿Cómo lleva tu pareja lo del minimalismo?

5 respuestas a Minimalismo 101: Mi pareja no me entiende

  1. Desde muy niña que soy minimalista, pero esa palabra no existía antes y creyendo que tenía un problema, a veces me decían que era medio loca. También de chica le tiraba algunas cosas a mi abuela, que guardaba todo y a mi me hacía mal y a mis hermanos desordenados. Bueno de grande pude lograr respetar las cosas de los demás. Pero no es facíl y a mi esposo le gusta guardar de todo y yo le tiraría la mitad de sus cosas a la basura. Obvio no lo hago. Pero mi casa está lejos de ser lo que a mi me gustaría. Los objetos me molestan y me gusta tener muy pocas cosas pero no puedo porque vivo con mis dos hijos y mi esposo. Saludos!!

  2. Mi pareja piensa que esto del minimalismo es una forma de tacañeria y que ya se me pasara pero llevo una vida minimalista desde hace 5 años.
    Un abrazo

  3. Absolutamente de acuerdo en la primera parte, en cuanto la segunda…., el tiempo lo dirá.
    Como siempre gracias, tu post llega en el momento en que tiene que llegar.
    Saludos.

  4. Me considero una gran afortunada porque mi pareja comparte conmigo la idea minimalista, desde las cosas del hogar, como la ropa y la maleta cuando viajamos y debo decir que es maravilloso porque nada peor que tu querer viajar con 7 kilos y tu pareja desee llevar la maleta de 25 kilos. Puede ser frustrante y causarte muchos problemas 😉

    Esto aplica para todo, no solamente en temas de minimalismo, sino también en ideas “raras ” y en nuestros proyectos profesionales y personales. Claro que no siempre estamos en la misma línea, pero siempre nos apoyamos. A la final la comunicación y el respeto son sumamente importantes para que la relación sobreviva, sea cuales sean tus creencias y hábitos 🙂

    Un abrazo,

  5. Valentina, este es uno de los post que más me ha gustado, empatar el minimalista con mi pareja ha sido un gran aprendizaje, ha respetado mi filosofía minimalista y en algunos aspectos le ha costado trabajo adaptarse, pero estamos aprendiendo. A mi me encanta y me gustaría ser mucho más minimalista. Saludos!

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close