inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Minimalismo aplicado en 45 tonos de esmalte


El minimalismo es ante todo un camino para empezar a descubrir que es lo que realmente te mueve, lo que realmente te apasiona y en qué quieres invertir tus recursos para sacarle el máximo de provecho. No se trata de renunciar a los pequeños placeres de la vida, pero sí de ponerlos en contexto y de aprovecharlos en vez de hacerlo por inercia o porque siempre lo hiciste así. Recorta en lo que no te importe e invierte en lo que te aporta felicidad y bienestar.

El lugar más idóneo del bienestar es sin duda el cuarto de baño, especialmente para las mujeres. Champú, acondicionador, mascarilla, limpiador de cutis, crema de día, crema de noche, crema para la zona sensible debajo de los ojos, crema corporal hidratante son solo lo más básico. Después vienen perfumes, maquillaje, esmaltes y todo lo demás necesario para poder enfrentarse a este mundo. Paradójicamente este bastión de la belleza para muchas mujeres es un reto más profundo que el reto del proyecto 333.

Imágenes de belleza y cuentos de hadas

La imagen de la mujer que nos transmiten muchos medios es bastante unidimensional: blanca, pero bronceada, talla 36 como máximo, alta, pelo largo, sin arrugas, impecable, bien vestida, bien maquillada. Además nos presentan con algunas incoherencias: si trabaja y tiene familia, entonces está abandonando sus hijos. Si trabaja y es soltera, pobrecita que no tiene ni tiempo para conseguir un buen marido. Si no trabaja y tiene familia, es una perezosa que se aprovecha del marido. Si es muy atractiva, seguro que es tonta. Y si es demasiado inteligente, mejor que no lo demuestre, porque sino se va quedar soltera para siempre.

Hay dos puntos de estas ideas que nos llevan al armario del baño:

  1. Es imprescindible encontrar un hombre que te haga feliz.
  2. Si no consigues lo que quieres, la responsable eres tu.

Y la solución por supuesto es la nueva crema con partículas de perlas del lejano océano que te dejarán 10 años más joven. El rimmel que te alargará las pestañas hasta el infinito. O quizás el champú íntimo. Es el aspecto exterior el que resuelve tus inquietudes, y que ni se te ocurra volver a la universidad, hacer un curso de masaje o Reiki, o enseñarle a tu marido a hacer la colada. Esto no está previsto en el mundo mediático.

Limpieza de armario y un reencuentro

A mi también me afecta la publicidad y la sociedad. Aunque he disminuido el consumo voluntario de publicidad a un mínimo es imposible escapar del todo. En el metro, en la revista en la sala de espera del médico, en la radio, en las webs que visito sigue vigente el mismo paradigma. Y es por ello que mi armario también estaba llenísimo de sueños de pelo más brillante, piel más clara, ojos más impresionantes y uñas mas elegantes. Casi todo utilizado una sola vez, casi nada fue utilizado con regularidad. Así que me decidí a hacer una limpieza total, basando en quién soy y cómo me siento en mi mejor día, y no a partir de la imagen que quiere proyectar sobre mi una industria con ganas de vender más cosas.
El procedimiento es el mismo que en todas las limpiezas: sacar todo del armario, limpiarlo, y mirar cada cosa preguntándome: ¿Lo has utilizado en los últimos 6 meses? ¿Te sentiste bien utilizándolo? En caso afirmativo puede volver al armario, de lo contrario o a la cola de repuestos, o fuera. Y mientras haya todavía un champú nutritivo en la cola de repuestos no compraré otro.

Me he dado cuenta que no necesito 45 tonos de esmalte. Al final voy a utilizar los 5 colores de siempre. Así el resto lo puedo regalar. He notado que no hace falta tener tantas sombras diferentes si al final siempre me pongo el mismo color. Decido sentirme bien conmigo misma. Sin dejar espacio a cosmética caducada en mi entorno.


Imagen: r4n / flickr

10 respuestas a Minimalismo aplicado en 45 tonos de esmalte

  1. Es curioso, yo trabajo en una empresa de cosmética y debo tener muchas menos cosas que la gran mayoría. Cuando lo ves desde dentro de das más cuenta que lo que fabricamos y vendemos es sólo humo. Lo que me reía yo con las descripciones que hacíamos de los diferentes aplicadores para pestañas, pura literatura de pacotilla para un alambre y cuatro pelos de nylon…
    En este mundillo muchas veces tiene más importancia el envoltorio que el contenido. De un producto labial que como mucho vale 20 Euros el kilo, acaban saliendo pintalabios con un super estuche de lo más aparente y 4 gramos de producto que valen 15, 20 o más euros(el envase, “made in China” en la gran mayoría de casos).
    Y en el mercado de masas nunca hay crisis, por muy mal que le vaya la economía a una mujer, siempre tendrá unos eurillos o unos pesos, o la moneda que sea, para sus potingues, por eso triunfan las marcas mas asequibles en paises pobres … Avon se forra en América del Sur.

  2. I LOVE YOU!!! es lo que estaba pensando al acabar de leer tu post, ya sabes, me identifico contigo completamente, y justo ayer saque mi estuche de pintauñas ( que no los he contado pero andarán por ahí, además de las decoraciones, etc.) y pensé que tenia que hacer algo al respecto, porque llevaba sin usar ni un solo pintauñas por lo menos 4 meses!! En fin, que tu post viene bien para despertar conciencia por toda la casa y con todas nuestras pertenencias.

  3. Me encanta la idea. Practicamente todas las que das me encantan, pero lo que más me gusta es que has nombrado la “cola de repuestos” Yo suelo hacerlo con todo. Creo que en lo que llevo de año me he comprado 1 pantalón y 1 camisa ¡Y ya he asistido a 3 comuniones! Estoy consiguiendo apañarme con lo que tengo, pero sobre todo, no me he desecho de nada de lo que me sirve aunque ahora mismo me sobre. Simplemente lo tengo en la cola de repuestos. ¿Sabes cuánto tiempo llevo sin comprar cremas para las manos, pies, cuerpo…? La verdad es que ni yo me acuerdo.
    Gracias por tus sugerencias, gracias por tus posts.

  4. Mira que debo ser ul unico bicho raro! solo tengo una cosa de cada cosa!! El esmalte lo tengo tambien pero lo queria tirar porque no lo uso y esta viejo!!

  5. Vale querida yo he estado ahi!!! jajaja que dificil es no comprar la belleza en cada pote que nos ofrecen… Pero 45 tonos de esmalte!!!! jajaj yo hoy he ordenado 7 potes de crema a medio usar, asi que ando ahi nomas. Nos leemos un abrazo grande.

  6. Pues yo debo ser un bichito muy rarito, porque no uso esmalte de uñas. O será que no tengo tiempo o será que me parece innecesario.
    Sólo uso una crema de noche, otra de día y un serum, y ya me parece todo un mundo.
    De verdad, toda esa publicidad está genial porque es como un cuento de hadas que nos meten por los ojos y desde el punto de vista estético, esos anuncios son “bonitos”, pero son sólo eso: cuentos.
    Tal vez para mi sea más fácil porque sólo en pensar lo que me costaría tanto potingue, me lo pienso mucho, o porque soy muy exigente y no me pongo encima cualquier producto lleno de petróleo perfumado. Es más, tengo la cabeza llenita de canas y no me tiño, porque me encantan.
    Cuando mis amigas se ponen a hablar de lo que se ponen en el pelo yo siempre pienso ¿de dónde sacan tiempo y dinero para eso?, y me alegro mucho de no tener que pasar por esas torturas; lo más curioso es que todas, he dicho todas, envidian mi pelo y me dicen “ojalá lo tuviera como tú”.

    • Es verdad, se puede dejar toda una fortuna en maquillaje. Pero eso en sí no lo veo tan problemático. Yo me gasto una fortuna en ingredientes de alta calidad, mi madre se gasta una fortuna en accesorios para su moto de corrida, y mi hermano gasta un montón de dinero en ciclismo. Y mientras lo que utilizas te hace sentir bien, no te voy a criticar por ello. Lo que sí critico es el cuento de hadas que acaba en que tienes 5 cremas en el armario y mismo así te sientes obligada a comprar la 6a crema, a ver si te resuelve el problema y te devuelve la autoestima. En mi caso: pintarme las uñas me hace sentir bien, pero tampoco hace falta comprar cada vez otros colores si al final utilizo las mismos 5 siempre. Lo importante es utilizar las cosas con la cabeza… no con la publicidad. Y entonces: cada una que gaste con lo que utiliza y le hace sentir bien.

  7. ummm pense en mi pobre madre y la cantidad de maquillaje que tiene , aunque sea tercaaa … le pasare este consejo
    gracias que buena info

  8. No soy de acumular muchos cosméticos o maquillajes, más que nada porque mi piel reacciona muy mal a esos productos. Pero eso sí, el rimmel que no me falte 😉

  9. Me gusta cómo enfocas el tema. Hace poco tiré el 50% de mis potingues y estoy muy atenta para ver cuáles no uso antes de darle pasaporte. El mejor cosmético es ser feliz con una misma.

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close