inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Minimalismo: vivir intensamente

vivir intensamenteEl minimalismo no es antimaterialismo, criticando el consumo porque sí. Tampoco es minimizar todo hasta el punto de que no puedas hacer otra cosa que quedarte en casa reflexionando sobre la simplicidad extrema. El minimalismo no es la formular secreta para convertirte en la trabajadora más productiva del siglo. No requiere que te des de baja de todas las redes sociales. El minimalismo es simplemente un conjunto de herramientas para volver a vivir intensamente.

Vivir es intenso

¿Cuándo fue la última vez que te entregaste en cuerpo y alma a alguna actividad? ¿Cuándo fue la última vez que llegaste a tu límite solo para superarlo? Aquel día que terminaste la maratón, aquel momento en el que pulsaste “enviar” para presentar tu curriculum al trabajo de tus sueños, aquella semana que escribiste el business plan para tu empresa casi del tirón, o aquella tarde cuando tuviste que pararte en la carretera para admirar una puesta de sol sin igual. Vivir intensamente requiere atención a los detalles y entrega al momento. Muchas veces requiere reducir lo que te rodea y lo que te despista. Como herramienta.

Las herramientas no son el camino

Vivir con menos ropa, darte de baja de las suscripciones innecesarias o mudarte a un piso más pequeño, …. Son trucos y estrategias para que tengas más tiempo y recursos para tus metas y para tus sueños. Son herramientas con un fin muy concreto: permitirte vivir tu vida de acuerdo con tus principios y de forma que tú seas feliz con lo que vives.

La caja de herramientas para vivir intensamente

El minimalismo reúne todo un abanico de ideas, estrategias y trucos. Tu tarea será decidir cuales de estas herramientas se adaptan a tu situación y cuales puedes descartar en este momento.
Si te sientes agobiada por tu armario, el Proyecto 333 o el microcurso de Aprender a Vestir con Menos son tu mejor opción. Si la ropa te da perfectamente igual, es mejor que te busques otro reto.
Si el papeleo en la mesa de tu trabajo te da dolor de cabeza, es hora de priorizar (LINK) lo que tienes pendiente y aprender a decir que no. Si el papeleo es simplemente la representación de tu creatividad, no hay por qué cambiarlo.

Si las interrupciones constante de la comunicación virtual te genera una sensación de estrés, es hora de darte de baja, de desconectar los avisos de actividad o de ponerte horarios fijos para acceder. Si estas redes son para ti un mero medio de comunicación, no tienes por qué cambiar nada.

Tienes que encontrar tu propio camino y tus propias metas y probablemente serán distintas a las mías. Es completamente normal. Aunque tanto en la cocina como en el taller de madera podemos encontrar un cuchillo, el uso concreto es bastante diferente. Te animo a que experimentes con muchas herramientas, que mantengas las que te van bien, y que descartes las que no te aportan nada.

Y con eso estarás un paso más cerca de tu meta: vivir intensamente.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close