inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Me da igual por qué salvas el mundo

busca una nueva oportunidadNo me importa por qué compras ropa producido bajo criterios de comercio justo. Me da igual por qué consumes alimentos ecológicos. Ni siquiera me interesa por qué has decidido cambiar tu coche por una bicicleta. O mejor dicho: sí que me interesa, pero no me importa.

¿Qué necesitas para cambiar el mundo?

Como consumidor tienes el poder de cambiar el mundo. Con cada compra que realizas, das una señal de cómo te gustaría que funcionara el mundo. La noción del consumo responsable implica una decisión consciente acerca de lo que compras y consumes. Y esta decisión consciente puede tener muchas motivaciones:

Puede que te preocupes por tu salud. O por la salud de tus hijos.
Quizás quieres añadir tu granito de arena para mejorar las condiciones de trabajo en otras partes del mundo. O tal vez conoces personalmente a la diseñadora. O a la dueña de la tienda de productos eco.
Puede que lo hagas por seguir la moda; si tu ídolo lo hace, no te vas a quedar fuera.
O quizás quieres apaciguar a las críticas de tu pareja. O simplemente quieres impresionar a tu mejor amiga la cual hace tiempo te habla del tema.
Tal vez has comprado cierto producto simplemente por su calidad. O por su aspecto. O por su tacto. O porque te da pereza escoger entre tantos modelos.
O quizás ni siquiera sabes que esta blusa que llevas se ha fabricado a partir de algodón ecológico.

Lo importante es: ¡que actúes!

Lo digo en serio. No me importa cuál es tu motivación. Aunque sí que me interesa, porque conociendo tu motivación quizás puedo inspirar a otras personas para que piensan como tu. No creo que haya motivaciones mejores o peores. Cada persona tiene que encontrar su propio camino. Y estoy convencida de que la motivación no es lo más importante. Lo importante son las acciones. Quizás el fin no justifica los medios. En este caso los medios justifican el fin.

¿Cuál es tu motivación para comprar de forma inteligente?

—-
Imagen: cafeconlecheporfavor / flickr

4 respuestas a Me da igual por qué salvas el mundo

  1. Hola Valentina, gracias por este artículo. Hoy me ha servido de ánimo. No se trata de compra inteligente, en mi caso, sino de no venderse al mejor postor, lo cual hoy me ha costado un buen rapapolvo. Hay días que sale caro tener ideales, pero como tú dices, lo importante es actuar.

  2. Te confesaré que mi decisión es egoista, me siento mejor sabiendo que lo hago bien. Soy malo en la bondad.
    Saludos

  3. Lo hago por egoísmo, por que es mejor para mí., para la economía local, para el trabajador y para la tierra donde vivo

  4. ¿Y si lo hiciera porque esta de moda? ¿Y si me compro una camiseta de el algodon organico para meterla en mi mas que lleno armario de prendas de H&M frabricadas en en India y Bangladesh? O si lo unico que buscaba era algo que convinara con mis pantalones desgastados con chorro de arena ¿tampoco te importa?
    No se salva el mundo consumiendo sostenible. Se destruye consumiento convencional. Dejemonos ya de tanta autocomplacencia. La prenda mas respetuosa con los derechos humanos, los de los animales, el medio ambiente es esa que no compraste porque te dijiste que no la necesitabas.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close