inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Mi palabra del año 2018: Conciencia

Mi palabra del año 2018: conciencia

Estos días se han hecho miles de propósitos de año nuevo. Sólo una muy pequeña parte de estos propósitos sobrevivirán más allá de Febrero. Cumplirás aquellos objetivos que incluyen metas específicas y una estrategia realista que se adapta a tu día-a-día – incluyendo un seguimiento regular. Si suena demasiado complicado (o no tienes planes tan detallados), te recomiendo una alternativa: Escoge una palabra del año que te guiará a través del 2018.

La palabra del año: el enfoque para decisiones y actividades

Descubrí la idea a través de Gretchen Rubin (que también inspiró y mi Proyecto Felicidad hace unos años): escoge una sola palabra – o una frase muy corta – que representa tu prioridad para este año. Esta palabra puede ser la clave para una pregunta más amplia que te permite tomar decisiones y planificar actividades.

Algunos ejemplos de Gretchen Rubin:

  • Upgrade: ¿Cómo puedo mejorar aquello que tengo sin acumular más cosas?
  • Reutilizar: ¿Cómo puedo aprovechar mejor aquello que ya tengo?
  • Tiempo libre: ¿Cómo puedo disfrutar de mi tiempo libre en vez de regalarlo a Netflix?
  • Aligerar: ¿Cómo puedo hacer mi día a día más ligero?
  • Hogar: ¿Cómo puedo convertir mi casa en un hogar acogedor que me encanta?

No hay respuesta correcta o incorrecta. La palabra que escojas será tan única como tu, y la podrás interpretar como quieras. Otras palabras encontrados en Twitter (bajo los hashtags #MyOneWord o #OneWord365):

Estar conciente: la oportunidad de ajustar el autopiloto

Para mi, estar conciente significa poner atención en las cosas que hago. ¿Cómo puedo asegurarme de incluir actividades que me hacen feliz en mi día a día? ¿Cómo puedo, de forma conciente, crear experiencias (y experimentos) enriquecedores para este nuevo año? ¿Cómo puedo aprender a cuidar mejor de mi misma? El primer paso para cambiar mi vida es estar conciente de mi realidad actual. Y armado con esta información podré actuar.

Así que mi 2018 incluye más seguimiento que objetivos pre-definidos. Dicen que “lo que se mide, se maneja”. Iré anotando mis sesiones de meditación, mis pasos, mis km recorridos, mis viajes, los libros leídos. Sin prisa, pero sin pausa.

¿Cuál es tu palabra para 2018?


PD: He escogido la palabra “conciencia” (sin s) por incluir la componente moral en el conocimiento personal – aprende la diferencia

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close