inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Secret Santa Minimalista: ¿Qué le regalo a mi amigo invisible?

santa en prisionParece que la Navidad es la fiesta de los regalos y es difícil escaparse de esta tradición. En caso de amigos y familiares existen algunas estrategias para reducir los regalos, pero hay un ámbito que es mucho más difícil: las tradiciones en el lugar de trabajo.

La cesta navideña no es un gran reto. Contiene casi siempre alimentos. Si no son de tu agrado, entonces se puede llevar sin problemas a la casa de algún amigo o pariente. En el peor de los casos te lo olvidas en la cocina de la empresa o en la sala de descanso para que los colegas interesados se puedan llevar a casa una porción extra. También puedes sugerir a la empresa para que incluya productos de comercio justo y de procedencia ecológica, y para que haya alternativas para los vegetarianos. El consumo sostenible también es responsabilidad de las empresas.

Pero el verdadero reto es el amigo invisible, también llamado de “Secret Santa”. Es un personaje que generalmente aparece en la empresa entera o dentro de equipos de trabajo más pequeños. Es de mala educación oponerse a participar, y generalmente acabas con la obligación de obsequiar una persona casi desconocida por un valor de 5 a 10 Euros. Es difícil de personalizar, es difícil regalar algo hecho a mano, y además el secreto se desvelará el último día así que tampoco te puedes refugiar en el anonimato y no querrás que tu “amigo” se sienta despreciado porque no pusiste suficiente ganas en el juego.

Pero también como minimalista es posible participar al amigo invisible, y encima hacer un poquitín de educación en materia del minimalismo y consumo responsable:

  • Si conoces un amigo o un familiar de la persona estás de suerte: pide ayuda para escoger algo. A lo mejor hay algo que la persona quiere.
  • Regala algo que la persona ya utiliza, pero en la versión ecológica/orgánica (por ejemplo la crema de mano, un labial para labios secos).
  • Regala algo que se pueda comer o beber: chocolate de comercio justo si le gustan las golosinas, especias exóticas si le gusta cocinar, un vino especial.
  • Regala una donación, donde la persona puede decidir a qué proyecto llegará la donación, por ejemplo en el proyecto “amigo visible” de Entreculturas.
  • Regala un objeto de uso dentro de la oficina, por ejemplo una nueva carpeta, o un boli de madera FSC. Así sustituyes un objeto de uso diario y puedes empezar la conversación sobre la importancia de la procedencia y la calidad de las cosas que compramos.

Al final de cuentas el amigo secreto sirve para aumentar la cohesión en los equipos, para saber un poco más sobre los colegas o amigos con los cuales generalmente no se habla mucho de cosas personales. Así que igual puedes aprovechar esta oportunidad para hacer un poco de publicidad para el consumo responsable y el minimalismo. Y vamos, ¿quién realmente se alegra por otro set de tazas de café que no combina con el resto de la casa?

¿Cuales son tus estrategias para el “Secret Santa”?

Si te gusta esta entrada también te puede interesar:
Alternativas a la obligación de los regalos sin perder amigos
No quiero más regalos

—-
Foto: kevin dooley / flickr

8 respuestas a Secret Santa Minimalista: ¿Qué le regalo a mi amigo invisible?

  1. Me gusta mucho la opción de regalar algo que la persona utilice pero en su versión ecológica/orgánica. Doy especial importancia a elementos para la cocina sin teflón… pero claro, son muy caros.

    En realidad creo que el mejor regalo es buscar algo que realmente se necesite, y evitar la compra de objetos innecesarios. ¡Qué difícil en estos días!

  2. Aquí en México no hay Secret Santa. Tenemos algo llamado Intercambio.

    Es una acción hipócrita en la que hay una lotería con los nombres de todos los miembros de la oficina o grupo de trabajo.

    Cada quien escoge un nombre y le tienes que comprar un regalo a esa persona. Y todos deben ser felices.

    La llamé acción hipócrita porque nunca encontré a nadie que lo hiciera con gusto. TODOS se quejan tanto de tener que regalar, como de los regalos recibidos.

    En mis muchos años de trabajo corporativo nunca encontré a nadie que estuviera contento con el Intercambio.

    Yo, Choco Buda, sólo participé dos veces en 16 años. Claro que la gente te mira mal y te llaman Greench o Scrooge, pero bueno, la navidad no es mi fiesta favorita.

    Buen artículo, como siempre.

    • Me parece que lo que llamamos aquí secret santa o amigo invisible es lo mismo como la lotería. Al final tu “amigo” invisible es alguien que casi no conoces. Es eso lo que hace tan difícil el regalo. Hasta con dulces he metido la pata. “Ay, que tu solo quieres que engorde” 😀
      Vamos, los regalos son para dar cuando te apetece, no cuando el comercio te lo pide.

  3. Lo de regalar algo de uso en la oficina lo encuentro genial y más si te ha tocado regalar a una persona con la cual no tienes mucho contacto.

    La opción de regalar algo que se pueda comer o beber la utilizo habitualmente cuando viajo y traigo algún recuerdo ¡Nada de objetos típicos de decoración!

    Buen artículo!

  4. Hola Vale,

    Siguiendo al Choco Buda me permito decir lo siguiente, como minimalista en proceso de desarrollo aquí el intercambio no me resulta nada útil, pero a la vez por mi trabajo no puedo escaparme.

    Afortunada y desafortunadamente aquí se hará una lista de lo que necesitas o quieres, en mi caso, fue fácil porque voy a pedir la mica para mi iPad, algo que por el mismo pensamiento minimalista no vi necesario comprar pero como es forzoso pues no tengo problema.

    Mil gracias por compartir, excelente artículo.

    Saludos,

    Omar Carreño

  5. El año pasado yo regalé un tupper de Ikea, ese maravilloso 365+ totalmente hermético y con la capacidad perfecta 🙂 y una funda que le hice yo para los cubiertos.
    Todo porque el propósito de año nuevo en el departamento era pasar del restaurante al tupper, y lo conseguimos!

    Acabo de descubrir tu tumblr, y no puedo parar de leer!

  6. […] No te olvides: el acto de regalar es algo positivo. Regalar algo significa que das sin esperar nada a cambio. De lo contrario es una transacción comercial. Y resulta que en muchos casos el intercambio de regalos de navidad se ha convertido en una transacción (yo te regalo “x” si tu me regalas “y”). De ahí la idea de poner un límite al precio de los regalos, tal como se hace con los regalos del amigo invisible. […]

  7. Esta es una muy buena idea!
    Lo voy a compartir en mi página de jabones, creo que son un regalos ecologico, asequible y de uso diario estupendos, pero nunca se me había ocurrido explicarlo tan bien.
    Gracias

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close