inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Una dieta sin efecto yoyo

pizza-pequeOctubre está llegando a su fin y con ello se acerca el fin de la dieta de consumo del “mes de no comprar nada nuevo“. El mes ha pasado volando, porque con la cantidad de actividades no fue difícil mantener esta dieta tan peculiar. Así que mi aprendizaje quizás es más conceptual que una guía de alternativas de consumo.

¿Qué necesitas,el producto o el hecho de comprar?

Sin duda todos podemos vivir durante unos meses sin comprar nada nuevo. Aunque se te estropeen tus vaqueros favoritos, no te quedarás sin ropa y mientras tu móvil funcione no hace falta reemplazarlo. A lo mejor el estado natural sería no comprar, salvo en circunstancias excepcionales. Y mientras la obsolescencia programada te anima a comprar cuando no lo tenías planificado, la mayoría de las compras derivan de una cierta obligación consumista que te impones a ti mismo.

Más allá del “para qué lo utilizarás”, la pregunta a la hora de ir de compras es: “¿Por qué te vas de compras?” ¿Qué finalidad tiene el hecho de hacer esas compras? Quizás es un pretexto para encontrarte con las amigas y pasar un sábado juntas. Tal vez es una forma de salir de tu casa porque te agobia lo que (o quien) te rodea. O puede que simplemente estés aburrida e ir compras es la alternativa más fácil.

Una dieta sin efecto yoyo: cambio de hábitos

Para evitar el efecto yoyo que mantiene tantas mujeres en dieta perpetua, hace falta cambiar los hábitos de la alimentación. Caso contrario, el cuerpo vuelve a su peso anterior una vez acabada la dieta. Para cambiar estos patrones hay que aprender algo sobre los diferentes alimentos, como combinarlos, las cantidades y cómo prepararlos para no comer todos los días lo mismo. Pero es igual de importante investigar por qué y cuándo comes: toda la información nutricional del mundo no te sirve si cada dos por tres te encuentras en situaciones en las que comes por inercia: las patatas tradicionales al ver la peli con tu familia, el menú completo que es parte de la reunión entre amigos…

Lo mismo pasa con el hábito del consumo. Si te vas de compras para disfrutar del día con tus amigas, dejar de ir de compras parece ser imposible. La solución pasa por buscar actividades alternativas con las amigas. Si te vas de compras porque te aburres en casa, la solución no es aguantar el aburrimiento, sino buscar actividades que no te den tiempo ni de pensar en ir de compras.

Si no tienes tiempo para hacer compras, comprarás solo lo necesario

La forma más fácil de reducir las compras innecesarias es buscar actividades alternativas que no se realicen al lado de una tienda con bolsos o gadgets monos. En este mes de octubre tan frenético no he hecho la dieta de consumo a consciencia, porque simplemente no me ha dado tiempo ni de pensar en ella. Pero el resultado es el mismo. Y también sé que si se me hubiera estropeado el móvil, hubiera encontrado un hueco para ocuparme de una alternativa. En el momento de necesitarlo.

Este fin de semana: aléjate de las tiendas, haz una excursión para disfrutar de los colores de otoño, reorganiza tu casa para poder disfrutar de un libro en tu sofá: búscate actividades fuera del circuito de las compras.
¿Cuáles son tus planes del fin de semana?


Imagen: aracelota / flickr

8 respuestas a Una dieta sin efecto yoyo

  1. Hola Valentina, descubrí tu blog ayer y ya me has inspirado un montón de cosas… Me siento identificada y practico gran parte de tu “filosofía” de vida, pero tengo otras tantas que mejorar, por eso todos los consejos me son super útiles. Hace tiempo que llegué a la conclusión que la mayoría de ropa que compramos, comida que ingerimos y otros entretenimientos que nos autoimponemos son utilizados como una huida de nosotros mismos. Nos llenamos de cosas para no ver lo que hay debajo. Cuando uno aprende a estar realmente bien consigo mismo, la mayoría de las cosas sobran…
    Yo intento practicar hace tiempo la “espera de tres días”, cuando veo algo que me gusta evito el impulso y espero al menos tres días, en los que reflexiono si verdaderamente lo quiero y por qué, normalmente el acto de compra no llega a producirse :-). Abrazos y gracias por tu blog.

  2. En primer lugar, te felicito por tu bog del que soy fiel seguidora.
    Los paseos por la ciudad fácilmente acaban en compras porque el paisaje urbano lo forman, sobre todo, las tiendas. ¿Se puede pasear por Gracia o Ciutat Vella sin deternse ha comprar en uno de sus ecantadores comercios? Como lugares libres de tiendas quedan los parques, la playa y paseo marítimo (para recorrer en bici o caminando), Collserola y las salas de exposicones y museos aunque algunos de estos, (ay!) tienen tambien tiendas preciosas.

    • Hola Imma, es verdad, no es tan fácil evadir las tiendas. Pero hay un truco muy sencillo: dejar el monedero en casa. Y si encuentro algo realmente genial, me lo anoto para volver otro día. Esto me da tiempo de pensar si realmente lo quiero y de disfrutar más de la cosa una vez que lo he comprado.

      • Casi lo había olvidado, cuando era adolescente me impuse un método para no gastar en cruasanes buenísimos de chocolate camino de la academia. Como no tenia que comprar nada durante la jornada escolar, me dejaba a propósito la cartera en casa. A veces hago lo mismo “por si las moscas” aunque mis intereses inmediatos ya no sean los cruasanes de choco. Sólo era una anécdota. Gracias por tu blog.

  3. Valentina, te felicito por tu blog. En algunas ocasiones la gente sencillamente hace cosas por aparentar o por seguír la corriente y estar “IN”, y el consumismo es una de ellas. Es falta de tener criterio propio o una personalidad bien fundamentada para decidir si realmente lo quieres o lo quieres por qué fulanita lo tiene… Saludos.

Deja un comentario

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close