inspiración, herramientas, ideas y reflexiones

Las variables del cambio – tu planificación

Las variables del cambio - tu planificación es la última pieza clave para triunfar.

Tienes una visión, sabes que eres capaz de hacerlo, has definido tus incentivos y tienes acceso a los recursos necesarios. Te falta un paso para no fracasar en tu intento al cambio: una planificación que organice todos estos elementos. Esta planificación incluye tanto la investigación de tus opciones como la lista de tareas necesarias para llevar a cabo el cambio previsto. Caso contrario la duda o la falta repentina de fuerza de voluntad te pararán los pies.

Saber cuál es el próximo paso

Si te imaginas el cambio como un viaje, la planificación es tu itinerario. No es suficiente soñar con unas vacaciones en Japón, practicar tu japonés, motivarte con imágenes de monjes y montañas, y tener el dinero para el viaje en la cuenta. Para realizar el viaje tienes que decidir las fechas, comprar los billetes y definir un itinerario aproximado. Aunque vayas de exploradora, hay algunas decisiones que tendrás que tomar antes del viaje: esta es tu planificación.

Lo que parece tan lógico en caso de un viaje, cuesta un montón cuando quieres cambiar algo más mundano, más cotidiano. La idea de comer una comida vegetariana por día no se sostiene si no eliges recetas con antelación. El reto de meditar por las mañanas requiere que cambies tu alarma y prepares la almohada en la sala antes de irte a dormir. Querrás reducir al máximo la toma de decisiones en el momento de actuar. Caso contrario tu cerebro pondrá toda su creatividad en encontrar alguna excusa que le permite seguir con los hábitos de siempre.

No decido, actuo: facilitando el momento más difícil

La magia de la planificación para tu estrategia de cambio se mostrarás justamente este momento de incertidumbre. En vez de perder tu inercia en la búsqueda de una receta, simplemente cocinas lo que decidiste al escoger este cambio. En vez de malgastar tu energía en discusiones internas sobre las ventajas y desventajas de dormir ocho horas, te levantas y procedes a tu rincón de meditación. Sabiendo cuál es el próximo paso es lo que te hará triunfar en tus cambios.

Y si eres de los que les gusta medir todo: ahora puedes poner el “check” en la cajita correspondiente.


Los demás artículos de esta serie:

Sorry, comments are closed for this post.

Menos cosas, menos estrés y menos caos: ¡Subscríbete a las Inquietudes Minimalistas y descubre una nueva forma de vivir!

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close